Tango y Cultura Popular ® N° 165 - Page 38

“Milonguero”, una institución y sus referentes El tango bailado tiene una inmensa cantidad de referentes y estilos, intentare recordar los que para mí, dejaron una marca muy fuerte y diferenciada dentro del tango social. Milongueros como Mingo Pugliese, Finito y Carlos Gavito. Mingo Pugliese, Milonguero Maestro de Maestros A la hora de hablar de estilos de tango, que mejor que hablar de Milongueros!. En este caso concreto viaje un poco en el tiempo y me detuve recorrer clubes y milongas de los centros más destacados, como Villa Urquiza, el centro. Y en ese recorrido me encontré con parejas y bailarines de tango que me dejaron sin palabras, ni más ni mes que fotos plasmadas en mi mente, con momentos sublimes del tango bailado, figuras y movimientos que creo esa pareja, y solo ellos pueden realizar con tanta cadencia!. Y si, el Tango es así, es un mundo de figuras y personajes, que solo podes descubrir indagando e investigando, cual detective privado del tango de Buenos Aires. Y este mensaje que estoy dando, es para los que creen que en youtube.com descubrieron el tango. Les digo con mucha humildad, todavía no vivieron nada, tengo la suerte de haber podido ver personalmente a parejas que solo podes descubrir metiéndote en esa milonga, tan chica, oscura y poco turística, que solo van milongueros, de barrio y locos desmedidos del baile nuestro!. Un día, hace más de diez años, en un lugar llamado “Cochabamba”, escucho un señor con cara seria, que le está enseñando a un pibe algo así como “El giro de tres”, muy concentrado y con ceño fruncido, el señor me mira y yo haciéndome el gil, me voy como si no lo hubiera visto y seguí caminando. Ese señor resulto ser Mingo Pugliese (milonguero muy “opinado” por otros), discípulo de “Petróleo” (de los milongueros y creadores de figuras que revoluciono el tango). Mingo sin duda fue un Milonguero Maestro, con un sistema único de lo que el llamo las “posiciones” y le puso un número y codificó al baile. Un aporte, creo muy importante para el tango bailado. El giro de ocho, siempre es una herramienta clave para entender y crear figuras. Un tango tradicional, un tango salón, al piso, con boleos, ganchos, entradas, barridas, planeos y hasta algún saltito milonguero, que nunca pierden la esencia de tango tradicional. Carlos Gavito, ¡Puro Milonguero! Otro gran Milonguero, digamos de los que se hicieron famosos en los 90. Impresionado por su densidad al moverse, sus pausas, su expresión, su abrazo, un milonguero que uno no puede dejar de prestar atención. Que baila la pausa, que implota de emociones, que explota de admiración, y que con un baile digamos, minimalista (simple), dejaba una estela de magia, y comparando con el Polaco Goyeneche, más que bailarín, ¡Artista! En lo personal, tuve la suerte de conocerlo (era íntimo amigo de un amigo y maestro mío, Osvaldo Zotto). Me dejó un mensaje, creo que uno de los mensajes más fuertes que recibí de un milonguero maestro. Yo tendría unos veinte y pico, y como buen aprendiz, loco por bailar, le digo, Gavito, me podría ver bailar una tanda?. Y con una pausa y mirada penetrante, me respondió: “Andá, y bailá, yo te miro”. Por dentro me sentí premiado, gratificado, que mejor que Gavito me viera y me diera una devolución!. En fin, fui y baile. Trate de ser yo, pero