Ruido de pasos TEASER - Page 11

inocencia y esperanza; nos describe los parques que habitó y lo habitan con sensorialidad y afinado gusto modernista; nos describe la pequeña historia de Sevilla con el ímpetu y la sabiduría de quien la ama y la ha vivido y la ha añorado, y anhela siluetear su milagro; nos señala los espectros del gris tardofranquismo con el realismo social y concienciado de quien necesita hacerse entender con inmediatez y quiere ayudar a comprender la realidad, de quien desea tender puentes e incitar a la acción. Mención aparte merece la escritura más reciente que agavilla este libro, la de su última sección, «Pesquisas sobre el paisaje (2010-2019)», honda y lúcida desde una sencillez fulgurante. Ahí podrán leer poemas como imágenes nítidas de la música de la existencia, de su materia más memorable y sus instantes perfectos; poemas tan redondos y reverberantes como estos tres que no me resisto a anticiparles como breve muestra de lo que ofrece Ruido de pasos: Al bosque entran caminos que sin saberlo conducen a su corazón oculto. Un árbol destaca solo en la planicie vacía. Los pájaros lo hicieron rey de toda la luz del llano. Ejércitos de amapolas forman la única defensa de la ciudad que sestea bajo los cielos de mayo.