Revista - Page 6

6

En los espacios boscosos periurbanos la fauna existente es muy abundante y diversa, pero en cada jardín del interior de nuestras ciudades podemos encontrar también un buen número de especies habituales.

Estas vienen condicionadas por la variedad de especies vegetales que alli habiten y que en al menos un 60% suele ser de repoblación.

“Es difícil establecer límites cuando una especie animal tiene sobrepoblación; cuando ese nivel de sobrepoblación genera daño, entonces se le denomina plaga. Normalmente el término plaga involucra el que una ardilla como estas tenga niveles de sobrepoblación; esta ardilla sí tiene niveles de sobrepoblación en ciertos lugares de la Ciudad de México y esto facilita o genera que se convierta en plaga por su hábitos alimenticios.”

Los depredadores de las ardillas como zorros, coyotes, tejones y serpientes no existen en la ciudad. Perros y gatos ferales las depredan, pero no son suficientes.

Cornisas y pináculos, tejados y oquedades, repisas y ventanas...todo resulta válido a las populares y afectivas cigüeñas blancas para la ubicación de sus nidos en la Iglesia Colegiata de San Miguel, en Alfaro, donde se asienta el grueso de la mayor colonia urbana conocida de esta especie en el mundo. Las más de cien parejas que la conforman normalmente, junto a su número de pollos que llegaron a volar, arrojaron un censo total que puede rebasar las quinientas cigüeñas.

OTROS ANIMALES URBANITAS.....