Vida Médica Volumen 72 N°2 - 2020 - Page 11

VIDAMÉDICA / ESPECIAL COVID-19 { 11 La crisis sanitaria más grande del último siglo ha azotado al planeta y a nuestro país. Cientos de miles de fallecidos, millones de contagiados han sido parte de un escenario extremadamente duro para la población mundial y exigente y estresante para los sistemas de salud, incluidos los más robustos del orbe. Por esa razón, desde que se conoció el primer caso de Covid-19, el Colegio Médico se cuadró en un trabajo con diversas entidades y actores con el fin de diseñar estrategias y propuestas concretas que pudieran ser planteados a la autoridad sanitaria con el fin de entregar un apoyo técnico en la ardua labor contra la pandemia. Fueron esos documentos, medidas y manuales para abordar temas específicos, los que fueron presentados en la Mesa Social establecida por el gobierno y encabezada por el Ministro del Interior, Gonzalo Blumel. Dentro de las temáticas abordadas, se encuentran lineamientos para licencias médicas, cuidado del personal de salud a través de una mirada global de sus necesidades, fórmulas para el incremento y capacitación de los recursos humanos, además de una propuesta para el apoyo social a la población más vulnerable. La doctora Francisca Crispi es una de las encargadas de coordinar esta colaboración, que incluye a equipos de Colmed, reuniones con Sociedades Médicas, encuentros con distintos actores sociales, tanto de la propia sociedad civil, como de partidos políticos, la academia y el gobierno. La profesional, que además se desempeña como presidenta del Departamento de Género y Salud de la Orden, explica que “la pandemia desafía tanto al país como al sistema de salud, por lo que, como una de las principales organizaciones gremiales, era fundamental ponerse a disposición de la autoridad sanitaria con el fin de intentar de que los efectos de la pandemia sean los menores posibles. Por eso, hemos querido colaborar con propuestas de trabajo concreto, realizando cursos, manuales y para eso, hemos reunido actores diversos para tener una voz con opiniones consensuadas”. Una de las formas de difundir esos aportes fueron las minutas que Colmed publica antes de cada una de las reuniones de la Mesa Covid19 - y que se pueden revisar en nuestra página web-, las que incluyen la evaluación que realizaban los Consejos Regionales y las Sociedades Científicas, a través de reuniones previas que permiten consolidar la información a nivel país. La doctora Crispi resume los temas que se trabajaron y los productos diversos que han arrojado las colaboraciones. “Se han generado manuales de FALMED y UDELAM para resolver dudas y declarar el Covid19 como enfermedad profesional; se han realizado cursos de capacitación, se propuso extender a contactos directos de contagiados la licencia médica; se solicitó apoyo en salud mental; manejo de recursos humanos sanitario y también propuestas económicas porque no se puede desligar la parte social de las medidas sanitarias. Finalmente, hay un equipo que ha levantado una estrategia para sumar a la Atención Primaria de Salud en el combate de la pandemia en el que participan alcaldes y universidades, entre otros”. MANEJO DE RECURSO HUMANO Uno de los principales focos del Colmed ha estado centrado en la forma la protección al personal de salud y en la ampliación de la capacidad del sistema sanitario, según las necesidades que se han ido requiriendo debido al estrés que ha generado la pandemia. Esto es mediante nuevos cupos para los equipos de salud, ampliando contrataciones e incorporando de estudiantes de últimos años de las diversas carreras del área, especialistas en formación o residentes. El 31 de marzo se entregó un documento con una serie de estrategias detalladas. Una de las principales medidas era la categorización del personal de salud para su distribución en funciones en la red. El documento pedía separarlos según el apoyo que prestaran, dividiéndolos en profesionales destinados a cuidados críticos, a atención de pacientes Covid19 con baja complejidad, a crónicos de otras enfermedades y a turnos, separando de funciones a las personas de alto riesgo, es decir, de mayor edad o con enfermedades base. Otro ámbito de máxima relevancia es ofrecer un cuidado integral a los equipos, por lo que la propuesta solicitaba asegurar Elementos de Protección Personal para enfrentar a los pacientes, esto, principalmente para resguardar la vida de los trabajadores expuestos a contagio. Otras medidas del texto buscaban ir en apoyo del cuidado de hijos e hijas de los funcionarios, indemnizaciones en caso de fallecimiento o secuelas graves y atención prioritaria de salud mental. La doctora Begoña Yarza, ex directora del Hospital Exequiel Fernández y una de las encargadas de elaborar la iniciativa, indica que “las personas que trabajan en salud son lejos el componente central de cualquier estrategia sanitaria. Se puede tener un déficit en infraestructura, tecnología, pero si no existe la capacidad de organizar, liderar, motivar y capacitar, si ese eje no está consolidado no hay ninguna posibilidad de éxito. Las organizaciones civiles tienen que aportar con trabajos serios a la toma de decisiones de la autoridad”. También se pidió promover el uso de la tecnología, desarrollar un comando central de recurso humano cuya misión era elaborar un catastro de disponibilidad permanente de personal, pero también a cargo de realizar un monitoreo continuo de camas críticas. Esto, permitiría asegurar la distribución óptima, organizar sistemas de turnos y otras gestiones tendientes a cubrir de forma eficiente a la red. Finalmente, el documento concluye con definir criterios para redestinar médicos en formación, en período asistencial obligatorio, delinear un programa de expansión de contratación y las modalidades para ello. “La propuesta es que el Estado debía generar una política central que permita planificar en un período largo y mediano plazo la distribución, lugares donde se requieren mayor cantidad de profesionales y aportamos una idea que va en la línea de centralizar todo eso, tener toda la información disponible y puedan distribuir cupos”, finaliza la doctora Yarza. En las últimas semanas, además, se han agregado propuestas que actualizan ese documento y que apuntan a acondicionar residencias sanitarias para personal de salud que no puede regresar a sus domicilios por vivir con personas de alto riesgo, también se ha solicitado un aumento de seguridad en los entornos de hospitales por aumento de robos y un delineamiento general de las cuarentenas en personal de salud. Esto, debido a