Ventana 21 - Page 7

,Pensemos en el entorno que rodea la persona con alguna situación de discapacidad, como un causante para que posibilite o limite la participación de la persona dentro de un contexto educativo y social. En esta medida se entiende por Barreras para el Aprendizaje y la Participación, aquellos obstáculos contextuales que enfrentan a diario las personas en situación de discapacidad, que impiden su desempeño de forma adecuada dentro de una sociedad, estas barreras están relacionadas con la actitud, los prejuicios, falta de tolerancia, el nulo respeto por la diferencia, la poca accesibilidad en la planta física y arquitectónica, el desajuste educativo, la falta de atención para esta población en cuanto a las políticas educativas,

la necesidad de empoderamiento de las familias de la población con discapacidad para exigir el goce pleno de los derechos y deberes, la poca formación y el desaire de algunos docentes para atender este tipo de población incluida en el aula de clase y la más preocupante de todas las barreras para el aprendizaje y la participación es la que se impone la misma persona, evidenciándose en la impotencia, la desmotivación y el sentimiento de inferioridad que ha sido instaurado como una verdad en el ser, restando valor como persona.

Las acciones que se deben emplear dentro de una institución educativa para eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación son instaurar en los estudiantes desde edades tempranas valores como el respeto y la aceptación de la diversidad humana, realizar campañas de sensibilización que toque la piel de la comunidad educativa, que permita una verdadera comprensión y empatía con las personas, entendiendo y reconociendo las diversas habilidades, capacidades, destrezas y dificultades; fortaleciendo la comunicación, la socialización, la cooperación, el juego y el trabajo por el bien común; eliminando etiquetas y prejuicios que resten valor al ser humano. Realizar ajustes al Proyecto educativo institucional y flexibilizaciones curriculares evitando que sean palabras vacías plasmadas en un documento y en un papel muerto, asumiendo el compromiso de aplicarlas, compartirlas, publicarlas, darles vida en el proceso educativo. Además para eliminar barreras de aprendizaje y la participación, es importante tener en cuenta las necesidades de todos los estudiantes, todos son diferentes, es lo normal, tienen diferentes ritmos y estilos de aprendizaje, diferentes inteligencias y capacidades, diferentes gustos e intereses, y por ello no aprenden de la misma manera.

7

Por: Milena Montoya Restrepo

Docente de apoyo pedegogico

APRENDIZAJES

VENTANA XXI