Ventana 21 - Page 2

2

VENTANA XXI

Regresamos a nuestra Normal, la casa grande en la que se han forjado tantos proyectos de vida, en la que se han madurado tantos sueños. Estaremos un poco incómodos por lo reducido de los espacios que podremos utilizar, pero lo compensaremos con un alma y un espíritu inmensos. Ustedes y nosotros. Con generosidad, con excelente disponibilidad para atender las restricciones de circulación y utilización que es necesario hacer de ciertas áreas y la novedad de una doble jornada, que nos preparará para ese futuro inmediato en el que seguramente ésta se impondrá como estrategia pedagógica para asegurar mejores resultados en las evaluaciones internas y externas.

Acompañaremos con nuestras expectativas los procesos de restauración del bloque inferior, previstos para iniciarse en el mes de marzo, y seremos testigos de excepción del resurgir de una planta física que nunca debió confiarse con tanta libertad a los devotos de la corrupción. Nuestras energías, además de atender nuestros asuntos de formación, información y crecimiento intelectual y cultural, harán coro para que lo que se intervenga tenga el acompañamiento decidido y permanente de los “entendidos” de la ingeniería y la arquitectura. Con ellos y con la empresa que asumirá el compromiso de embellecernos la institución mantendremos una comunicación visual y estética permanente.

Jóvenes Normalistas: bienvenidos. Los empleados de servicios generales trabajaron incansablemente para adecuar las zonas verdes y habilitar cuanto rinconcito pudiera utilizarse en beneficio de vuestra formación. Directivos y docentes nos empeñamos en sugerir y disponer cómo hacer más agradable su estadía con nosotros, de qué manera garantizar espacios dignos y recursos que aunque mínimos garanticen la eficiencia y eficacia en las actividades que se emprendan y desarrollen a lo largo del año lectivo 2015.

Ayúdennos, con el buen uso, a cuidar lo que tenemos. Enseres y equipos, pero también plantas y zonas verdes, paredes, puertas, ventanas y unidades sanitarias. Son su patrimonio, el que el Estado les ha confiado para que lo utilicen responsablemente y lo conserven para que quienes les preceden les encuentren en iguales o mejores condiciones. El agua y la energía no pueden malgastarse. Estas no son época para permanecer indiferentes sobre el cuidado que debemos prodigarle al planeta haciendo uso racional de los recurso de que disponemos.

Hago especial énfasis en la consolidación de nuestra cultura institucional. En el Manifiesto que vamos a confiarles están enunciados los principios que la inspiran y dinamizan. Nada extraordinario: Lo que hemos aprendido en casa, al cuidado de nuestros padres, aquello que hemos incorporado a nuestra formación en nuestro paso por las instituciones educativas y las normas que hemos hido introyectando a medida que interactuamos con nuestros congéneres en la construcción del tejido social y que nos garantizan ser exitosos y felices en cualquier medio en el que nos desenvolvamos.

Un especial y promisorio 2015 para todos.

Jose Bernardo Velez Villa

Rector I.E.E.N.S.

VENTANA XXI

2