Ventana 21 Agosto, Vol. 1, 2014 - Page 10

l pensar y vivir la Evaluación es evidenciar el significado y la significación, el concepto y el sentido, haciéndose posible cuando se conjugan los cuatro superando los estados actitudinales del docente con respecto al temor, la negligencia, el egoísmo, la prepotencia, la inseguridad, los celos o la excusa de la libertad de cátedra o independencia académica frente a la condición de autobservarse y ser observado, y en el estudiante la lectura que hace del docente como sujeto de poder con la evaluación, por esto es necesario interiorizar la necesidad y/o el interés de ambos; el primero en las buenas prácticas pedagógicas (ser creativo, provocador con el saber y con el conocimiento) y el segundo en su exploración, descubrimiento y explotación de sus aptitudes.

El significado de la Evaluación, ha de ser la representación del encuentro de subjetividades y objetividades partiendo de la idea del qué es lo que se ha de aprender.

Darle significación a la Evaluación, es darle el sentido, la importancia y el orden de acuerdo al objeto-sujeto evaluable y/o evaluado, con la certeza y la satisfacción del encuentro; cuál encuentro? El que se busca con el claro y concreto propósito (intencionalidad) desde la planeación consensuada, con la programación flexible, con la afabilidad de lo humano, lo académico y lo normativo.

La conceptualización sobre la Evaluación, va desde la percepción filosófica en la universalización de nociones y constructos mentales expresados de una u otra manera en definiciones, juicios y hasta opiniones que pueden o no dar crédito al algo que se evalúa, volviéndose condigno.

La concepción popular de la Evaluación es el examen que le da apertura a muchos para el uso y el desuso del saber, del entender, del conocer y del aprender, pero cuando la Evaluación parte de un proceso formativo, no con periodicidad sino como una constante en y con la cotidianidad, se vuelve la libre rutina de la búsqueda, entrando a actuar el sentido de evaluar con sentido, superando miles de paradigmas, haciendo que la Evaluación forme en el deseo, en la sensación, en la emoción, en el sentimiento y en la cognición; es decirque se llegue al disfrute de ser evaluado.

Evaluar trae consigo muchos sentidos, pero la Evaluación,

EDUCACIÓN

10

E

VENTANA XXI