Ven y Sígueme Septiembre 2020 - Page 5

DA CLIC AQUÍ

Por los caminos del Evangelio

Seamos sal de la tierra

P . SERGIO GARCÍA , M . SP . S .
¿ Qué haríamos , mi Señor Jesús , en este tiempo difícil de pandemia , sin el recurso de la oración ? Si en todo tiempo es de primera necesidad , más ahora que nos sentimos desconcertados , descontrolados , descontentos .
Tú estás en medio de nosotros , en el aquí y ahora de nuestra vida . Tú , mi Jesús , eres nuestro Salvador y Señor . Se precisa una oración de confianza , de abandono y de absoluta seguridad que “ todo contribuye para el bien de los que aman a Dios ” ( Rm 8 , 28 ).
El texto de Mateo 5:13-16 nos dice : “ Ustedes son la sal de la tierra . Mas si la sal se desvirtúa , ¿ con qué se la salará ? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres . Ustedes son la luz del mundo . No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte . Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín , sino sobre el candelero , para que alumbre a todos los que están en la casa . Brille , así , la luz delante de los hombres , para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en los cielos ” ( Mt 5 , 13- 16 ).
Tú eres , mi Jesús , el único que da sabor como la sal , sentido , gusto a la vida y nos invitas a serlo contigo , pero sin perder el sabor .
Tú eres , Señor , la única luz del mundo y nos llamas para iluminar , para llevar a la vida a todos tus hijos , con quienes nos encontremos a lo largo de nuestra vida .
Esto es consecuencia de un amor apasionado , como el tuyo , Jesús , para realizar la misión que tu amado Padre te encomendó . Para esto , buscas colaboradores a tu medida , para trabajar en equipo .
En donde está tu Santa Madre hay una luz que no se apaga . Ella es tu primera discípula y llevó tu encargo hasta el final , de tal manera , que la glorificas en su Asunción al cielo .
Y , así , mi Jesús , iniciamos esta aventura , dispuestos a ser sal de la tierra y luz del mundo bajo la protección de tu “ Santa Madre glorificada ”. Amén .
3