Ven y Sígueme Septiembre 2020 - Page 15

Mirar hacia lo alto amor activo

DA CLIC AQUÍ
GEORGINA ARÁMBURU

Este año , quedará tatuado en nuestros corazones , un año lleno de aprendizaje . Las crisis son importantes para el crecimiento , lo difícil es que vienen acompañadas de situaciones que nos complican la vida , quebrantan la paz , nos sacan de nuestro estado de confort . Sin embargo , lo importante es el resultado ; por ejemplo , las vidas de las personas , que han estado al borde de la muerte , nunca serán iguales después de vivir tan fuerte experiencia .

Un cristiano , que vive de la mano de Dios , con la mirada puesta en Jesús y bajo las alas del Altísimo , puede aprovechar las situaciones complicadas de su vida , para reflexionar , meditar , hacer examen de conciencia y cambiar . Y , este año 2020 , es propicio para ello .
No podemos salir del confinamiento para , simplemente , regresar a la vida autosuficiente que llevábamos . Ni regresar a la rutina sin mirar al hermano en sus dolores , en sus pérdidas , en sus angustias , en sus miedos . Un verdadero cristiano será como Pedro , en la barca , que fija la mirada en Jesús y es capaz de andar sobre las aguas ; o como el buen Samaritano , que encuentra un herido en el camino y lo deja todo para ocuparse de él .
Hagamos ese mismo proceso , ahora que regresamos al mundo . Fijar la mirada en Jesús , porque es Él quien nos muestra el camino de la misericordia y no pasar de largo , al ver al hermano sufriente . Que nuestro corazón se detenga ante la miseria del otro y que nuestras manos se conviertan en el bálsamo que acompaña y cura .
Jesús le pidió a nuestra beata , Conchita Cabrera , que repitiera constantemente : “ Este es mi cuerpo , esta es mi sangre ”. Es una invitación , a ser pan para otros , a alimentar a otros con nuestras obras de misericordia .
Misericordia es amor activo . De nada vale nuestra fe , ni nuestra vida piadosa de oración y Eucaristías , si no va acompañada de misericordia , de amor que se lleva desde el corazón y con las manos .
Volvamos a nuestras rutinas , con un corazón contrito y cambiado ; suplamos nuestra vida de autosuficiencia , por unas manos que sepan abrazar , consolar , curar . Que nuestra vida , de hoy en adelante , sea un camino de amor activo . Amén .
13