#thisispearl Spanish Feb 2021 - Page 22

Hola, amigos.

El cultivo de perlas en un año promedio no es fácil, pero si agregamos una pandemia los desafíos son aún mayores. El impedimento directo más importante para nuestra granja en Takaroa, que en un vuelo queda a más de una hora de Tahití, fue la falta de técnicos chinos que se quedaron atascados -y todavía lo están- en China después del Año Nuevo Chino de 2020. Como resultado, nuestra producción de injertos disminuyó en 80%. Además, una de nuestras principales plataformas de venta son las ferias de Hong Kong, y estas han sido canceladas. Para ahorrar dinero, redujimos nuestro consumo de combustible y utilizamos casi exclusivamente la energía solar.

Y aunque la mayoría de las granjas en Tahití pueden confiar en la captura de ostras silvestres para el proceso de cultivo, nuestra granja en el atolón de Takaroa aún se tambalea por un incidente ecológico que comenzó en 2014 y duró hasta finales de 2015: una invasión de microplancton en la laguna, que puso a nuestro ecosistema patas arriba. El evento mató a todas las ostras de segundo injerto, al 60% de las ostras de primer injerto, y a toda nuestra “semilla”. Los colores de perlas y la calidad cambiaron también, porque las ostras no estaban saludables; las perlas salieron de un gris o negro deslavado, sin nuestros bellos tornasoles, azules o verdes.

porque las ostras no estaban saludables; las perlas salieron de un gris o negro deslavado, sin nuestros bellos tornasoles, azules o verdes.

Además, muchas especies de peces y moluscos desaparecieron, mientras que otras prosperaron. Una de las especies de peces que prosperaron es el pez globo, con poderosas mandíbulas. La particularidad de este pez es que consume principalmente moluscos; cuanto más grandes son los peces globo, más pueden comer y más grandes son las ostras que pueden consumir. Estos peces rápidamente devoraron todas las ostras que produjo nuestra laguna. Además de eso, los hambrientos tiburones de aguas profundas ahora nadan libremente por el interior, lo que hace que la pesca con arpón sea muy arriesgada.

Debido a este evento, ahora viajamos a la vecina isla de Takapoto, que no tiene ese problema, para comprar ostras viables. Es un viaje de dos horas en el océano abierto.

Y aunque cosechamos durante todo el año, con la recolección de ostras silvestres típicamente sucediendo de octubre a diciembre, los ciclos han cambiado, y las ostras se están readaptando a su nuevo entorno. Creo que tomará algún tiempo renormalizar; la última vez que recogimos abundantes ostras en nuestra laguna fue en 2011.

Para combatir la escasez de técnicos injertadores, tuvimos la previsión de entrenar a los lugareños, así que ahora dependemos únicamente de ellos. Además, nuestros injertos requieren aún más entrenamiento especial que en otras granjas de perlas tahitianas debido a nuestra especialidad: pequeñas perlas tahitianas de 5 mm a 7 mm.

# 22 #

Farm Life

Alexander Collins

Pearls en

Takaroa,

Polinesia Francesa

El fundador de una pequeña granja de perlas tahitianas nos platica sobre sus pequeñas perlas y las dificultades de trabajar con la Madre Naturaleza.