Tango y Cultura Popular ® N° 165 - Page 65

tanto para los tangueros cerrados como para los renovadores que critican a los que eligen los clásicos. En ambos casos es la misma actitud, soberbia e intolerante. La existencia de los clásicos, en la música o en todas las artes, nunca fue impedimento para la creación de nuevas obras. La buena música no tiene fecha de vencimiento, no es descartable. Por un lado, parece que temieran “contaminarse”, aunque por otro reconocen el legado de gente como Troilo, Pugliese o Salgán. También parece que al rock no lo consideran “contaminante”. 3. La forma, la estructura de la música determina su género. Como dijo Salgán, “si no tiene forma de tango, no es un tango”. La música de fondo que acompaña este número, un tema de Piazzolla interpretado por Mario Parmisano, se presenta como una fusión de tango, clásico y ritmos sudamericanos, dentro de una improvisación jazzistica. Para mí es jazz del mejor, porque en esta interpretación predomina el jazz, y me gusta escucharlo, como me gusta escuchar ciertos temas de rock y, por supuesto, tango, sin necesidad de forzar etiquetas. 4. Por último, lo de viejo contrapuesto con lo joven es falso, es un invento del marketing de la penetración cultural, utilizado, entre otras cosas, para desacreditar al tango y para crear diferencias hasta entonces inexistentes. Lo que sí hay, con toda su complejidad, son ideas retrógradas, reaccionarias, discriminatorias, y sus opuestas, renovadoras, amplias y solidarias. Pero las hay entre los jóvenes y entre los viejos, no son patrimonio de edad alguna. En TyCP nos gusta el segundo grupo de ideas. Los invitamos a terminar con los prejuicios y seguir por ese camino. Ricardo Schoua