Tango y Cultura Popular ® N° 165 - Page 14

Sobre bailar con mujeres principiantes Hay bailarines avanzados que piensan que bailar con principiantes no les aporta nada. No es que les parezca aburrido. Es que les parece frustrante. Existen bailarines que piensan que bailar con principiantes les roba habilidades. Es decir, que no les dejan desarrollar las cosas que saben y necesitan hacer. Para estos bailarines, si él hace un movimiento que a la bisoña inexperta le resulta incómodo, o si ella ejecuta una respuesta distinta a la esperada, o si la realiza sin una mínima habilidad técnica, entonces es simplemente porque ella no sabe. Sencillamente, no respondió bien a su correcto manejo porque ella no está a la altura. Piensan que si ella no es capaz de seguirlo, es que no tiene el suficiente nivel para bailar con él. Punto. Estos bailarines en verdad no abrazan bien, no guían, no trabajan la auténtica conducción, ignoran la conexión biomecánica, no pueden llevar a una principiante porque no trabajan en determinar correctamente la capacidad de la pareja, no calibran su conocimiento y sus posibilidades en términos de danza, es decir, ellos no gestionan su propio talento como líder-conductor para aprovechar el dominio que ellas pueden brindar como pareja en el ajuste del control básico del peso del cuerpo, no trabajan para generar coordinación y armonía en los balances, ni en la ejecución de cambios de carga, bajo su experta conducción. Conducir a una bailarina principiante es un arte. Hay mujeres a las cuales uno puede manejar solamente hasta cierto punto determinado sin que ellas pierdan del todo el control. A lo mejor ese punto es controlar el cambio del peso de su cuerpo al compás de la música y poco más. Entonces estos bailarines desconocen mecánicas de manejo que lleguen