TALENTO MAR-ABR 2020 talentoMAR2020 - Page 9

Conocimiento vs. Experiencia El conocimiento se refiere al Saber y a la comprensión del mismo. Es una capacidad cognitiva. Puedes conocer qué es y cómo se monta en bici, por ejemplo, si lees un manual de instrucciones, ves un vídeo o escuchas a un experto en el tema. Si te los estudias bien po- drías llegar a escribir, hacer vídeos y dar cursos casi igual que el experto. La experiencia se refiere al Hacer. El cono- cimiento puede ser un requisito necesario, pero siempre insuficiente. Si te subes en la bici, después de haber adquirido el conoci- miento, es más que probable que no puedas montarla. Necesitas practicar determinadas habilidades, como el equilibrio y su relación con la velocidad, por ejemplo. Y necesitas del acompañamiento y el feedback de otros. “ La cuenta de explota- ción es la consecuencia del Capital Experiencial Hard vs. Soft (skills) Las hard skills se relacionan con el conocimien- to. Puedes desarrollarlas utilizando la lectura, el visionado o la escucha de un contenido so- bre el particular. Generalmente no requieren acompañamiento y feedback de otros. Las soft skills se relacionan con la experien- cia (el hacer efectivo repetido). Se desarrollan practicándolas. Algunas requieren el acompa- ñamiento y feedback de otros. Enseñanza vs. Aprendizaje Los dos apartados anteriores te dan la pista de porqué las metodologías para desarrollar las habilidades hard (conocimiento) y las soft (ha- cer) son diferentes. La metodología para las hard skills es básica- mente la enseñanza de las mismas, mientras que para las soft es el aprendizaje. Y es justamente la confusión entre estos dos términos tan comunes lo que ha originado la situación que afecta negativamente a la mayo- ría de las empresas. El lenguaje no es inocente, las palabras son el instrumento que utilizamos para transmitir nuestro pensamiento y descri- bir las cosas. Enseñanza, o educación, es la actividad inicia- da, diseñada y desarrollada por uno o varios agentes para generar cambios en el conoci- miento, habilidades y actitudes de individuos, grupos o comunidades. El término coloca el énfasis en el educador o enseñante, el agente del cambio que presenta estímulos y refuerzos para el aprendizaje. Aprendizaje es el acto o proceso mediante el cual el cambio conductual, conocimiento, habilidades y actitudes son adquiridos, pro- tagonizados por el aprendiente y posibilitado por un facilitador de aprendizaje. Facilitar sig- nifica hacer fácil, en este caso la adquisición de aprendizaje. Tomemos como ejemplo la escucha activa, una soft skill. Cuando se utiliza la formación como metodología se explica lo que es y cómo desa- rrollarla, es decir, se da información, el Saber. Obviamente si el alumno ha estado muy atento en clase podría aprobar un examen posterior que demostraría que se sabe la teoría. Recuerda que lo que se pretende con las soft skills no es el Saber sino el Hacer, es decir, la práctica efectiva y sostenible de un juego de comportamientos que, en este ejemplo, generan beneficios como la comprensión completa de lo que emite el hablante, el in- cremento de la empatía, la oportunidad de preguntar las dudas que he identificado, com- probar que lo que yo entiendo coincide con lo que ha emitido, minimizar mis juicios sobre el comunicador, preguntar para confirmarlos o clarificarlos, y un largo etcétera. Por consiguiente, la metodología para con- seguir que todo lo anterior suceda no es la formación. Y la forma de medir su logro no es 9