TALENTO JUL-AGO 2017 talentoJUL2017 - Page 7

Una guerra no es más que un conflicto de grado extremo. Vamos a la guerra porque las ideas religiosas, económicas, éticas, etc., de los otros están equivocadas y queremos imponer las nuestras, que son las que tienen razón. Los conflictos pueden evitarse o minimizarse poniendo en práctica algu- nas habilidades, como por ejemplo… La empatía Con empatía me refiero al conocimiento, comprensión y aceptación del otro. Es decir, acceder a sus valores, creencias, intereses, experien- cias, etc. Cuando conoces te das permiso para comprender, y cuando comprendes puedes aceptar. Aceptación no significa estar de acuerdo, sino comprender que (afortunadamente) somos individuos diferentes. Aceptar es respetar la diversidad, el derecho a ser diferente a tí. La sabiduría popular, expresada en los refranes, dichos, etc., no siempre parece acertada. Muchas personas asimilan empatía con el dicho tantas veces escuchado y repetido de “trata a los demás como a ti te gustaría ser tratado”. Un dicho que, en mi opinión, es el ejemplo perfecto de la anti-empatía. Podríamos empezar a sustituirlo por otro del estilo de “trata a los demás como a ellos les gustaría ser tratados”. 7