Revista Usuré Mosaicos Culturales - Page 10

ENTREVISTA Por: Kasia Luján y Rimai Sojo En una tarde de café, el jueves 26 de abril nos reunimos en la soda de Farmacia con el actual director de la Escuela de Antropología, Marío Zuñiga, quien asumió este cargo el segundo semestre del 2017. Conversamos sobre el panorama general de la Escuela, hacia dónde se está perfilando la línea de trabajo y cómo va esa articulación de una Escuela que invite a una participación entre estudiantes, docentes y administrativos con énfasis en la comunicación, hacia adentro y hacia afuera. Fotografía por: Rimai Sojo “TENEMOS QUE DAR UN PASO IMPORTANTE A UNA PARTICIPACIÓN AMPLIADA” Entrevista con Mario Zúñiga, actual director de la Escuela de Antropología 10 Un semestre en la dirección ¿Qué panorama encontró? los vasos comunicantes con la asociación han sido positivos. La Dra. Silvia Salgado dejó una escuela muy ordenada. Las compañeras administrativas tienen una noción muy clara de sus funciones y del repar- to. Tengo una visión bastante positiva de la escuela que en- contré, sobre la cual se pueden construir muchos proyectos e iniciativas de futuro. ¿Cómo estuvo ese arranque? Del profesorado encontré una enorme iniciativa de apoyo ha- cia la labor de organización y de la dirección. Es importante para ir ahondando en este sen- timiento de una escuela que crece en conjunto y globalmen- te. De la organización estu- diantil tengo una visión de apo- yo hacia lo que se ha generado, Conté con mucha ayuda pero fue un proceso muy difícil, to- davía lo es. Que la escuela fun- cione es un esfuerzo de mucha gente simultáneo y la función de la dirección es coordinar los esfuerzos, para de ahí generar iniciativas propias. Esto im- plica pensar muchas cosas al mismo tiempo, e ir resolviendo muchas cosillas que de repente a uno no lo dejan dormir bien. Pero se han ido resolviendo. Es un comienzo cansado, pero satisfactorio; yo estoy conten- to con cómo se distribuyeron, los cursos este primer semes- tre 2018 y me he ido enterando del tema menudo de cómo se organiza la escuela. Ya es mo- mento de pensar en iniciativas más arriesgadas. ¿Hacia dónde apuntamos es- tos cuatro años después de este proceso de familiarización? Ir generando procesos donde la gente se sienta cada vez más parte de la escuela; estudian- tes, administrativos y docentes. Que se apropien cada vez más, que logremos un clima de con- vivencia, en busca de una co- munidad educativa donde los diferentes proyectos, las nocio- nes de antropología, las diver- sas metodologías, las iniciati- vas de investigación y acción social convivan y tengan apoyo para desarrollar sus procesos. Esa es mi imagen objetivo. 11