Revista Usuré Antropología y Transformación Social - Page 25

Por: Kasia Luján Barcus y Sandra Monge Vásquez Estudiantes de Antropología, UCR Las siguientes líneas surgen en respuesta al compromiso político que como estudiantes de antropo- logía asumimos con la realidad social y especialmente con la si- tuación de los derechos humanos de los pueblos indígenas y de las mujeres. Por lo que esperamos ha- cer un pequeño aporte para visibi- lizar, reflexionar y discutir sobre la violación a los derechos huma- nos y del derecho al territorio del pueblo bribri de Salitre. Pero, so- bre todo, esperamos compartir la esperanza que se respira en la fin- ca de doña María Otilia y de sus hijas quienes con toda dignidad cosecharán justicia. los territorios indígenas de ma- nera crítica, utilizando recursos del Censo Nacional Agropecuario (2014) y comunicados de medios independientes, como Radio 8 de Octubre, Ditsö y los Informes del Observatorio de Derechos Huma- nos y Autonomía Indígena, así como de comunicados de la Red de Mujeres Rurales. Este texto no pretende posicio- narse como un artículo cientí- fico, y mucho menos como una investigación finalizada, por lo que no podemos dar respuesta a las grandes inquietudes que surgen de estos problemas. Pero, como mencionamos anteriormen- En ese sentido, aclaramos que en te, busca visibilizar el proceso Salitre hay recuperaciones he- de recuperación desde la mirada chas por mujeres y hombres, en de las Figueroa. diferentes momentos del proce- so y que también han sufrido la Disputa por el territorio, entre violencia racista que deviene del el mercado y la vida: despojo. Pero, este reportaje se desarrolla a partir de la experien- Mi nombre es Roxana Figue- cia de Doña María Otilia y sus roa Calderón, del clan Tua- hijas, cuya historia refleja estos riwuak. Yo soy indígena de hechos que han vivido como re- Salitre. Nosotros venimos re- cuperadoras; de manera particu- cuperando, bueno, estamos en lar, recordando que no se vive la el proceso de la recuperación misma experiencia en todas las del territorio que se ha lle- recuperaciones. Además, incor- vado aquí en Salitre, porque poramos datos contextuales sobre en el año 2011, un grupo de familias en su mayoría muje- res hemos estado al frente de las recuperaciones. (Roxana Figueroa, comunicación per- sonal, 13 de febrero, 2016) Las recuperaciones del territorio que están realizando las mujeres del clan tuariwuak y el pueblo de Salitre, no refieren únicamente al territorio como la tierra, la natu- raleza, lo geográfico, sino, como lo apuntará Mançano Fernandes (2009) el territorio es un espacio producido, transformado y apro- piado por relaciones sociales, es decir, el territorio está constitui- do por lo material y lo inmaterial como: conocimiento, prácticas culturales, ideología y mediado por relaciones de poder. Relaciones de poder que en este caso << y en muchos más de la Abya Yala>> se caracterizan por la disputa entre dos paradigmas, el capitalista y el de la vida, el del buen vivir. Este conflicto ha sido incesante desde la invasión de los colonizadores, pero se ha agudi- zado en las últimas décadas en el marco de estrategias y políticas neoliberales de explotación de los territorios y de sus bienes comu- nes; propiciando con ello, la emer- 25