Revista Tarapacá Insitu Edición 12 - Page 24

por razones prácticas como la construcción modular en madera en una región híper árida, la corriente modernista tendrá referentes modestos, aunque evidentes. El Art Nouveau, presentará una corta duración sin lograr un impacto considerable, ni ganar terreno al Neoclásico, definitivamente no existirán barrios caracteri- zados por el estilo, sin embar- go, su presencia en una región marginal extrema configura parte de su contenido para su valoración patrimonial actual. El Art Nouveau en el puerto salitrero de Iquique, no solo se verá reflejado en lo privado, sino que también en lo público y lo comercial. Grandes construcciones urbanas marcarán la expresión tan- gible y duradera de la época moderna en Iquique, en una paradójica situación de gran auge económico en tiempos de tensión política que, de otra forma debían marcar la inestabilidad económica, pero tales efectos recayeron sobre la población obrera y civil de clase media a baja que solo tenía acceso al comercio a través de fichas de cambio de circulación exclusiva a cada oficina salitrera. Las viviendas de familias acaudaladas, numerosas en integrantes, característica propia de las familias mi- grantes europeas, lugares de recreación y clubes sociales, edificios del comercio parti- cular, cementerios y algunas decoraciones del mobiliario urbano público de la ciudad, de las que solo quedan pocos vestigios, marcarán no solo la vida privada sino que también la expresión de la burguesía sobre el gobierno local, posicionando al puerto de Iquique como una ciudad moderna y vanguardista en las costas del desierto más árido del mundo. El Art Nouveau es una de las corrientes artísticas que marcan la arquitectura moder- nista en los bienes inmuebles y muebles de finales del siglo XIX y XX como expresión propia en el cambio de siglo. El abandono de los cánones neoclásicos y la arquitectura relictual del siglo XIX, serán una bandera identitaria de la burguesía emergente y su faro de la vida en sociedad de opulencia, en el contexto de los convulsionados tiempos republicanos que promovieron la economía y la industria liberal al precio de la tensión política territorial y el control de los recursos que sostienen a las noveles repúblicas sudamericanas, consolidando el espíritu de libertad y poder económico privado. Este trabajo presenta sistemáticamente, aunque no exhaustiva, las principales construcciones con elementos que en su conjunto son diagnóstico del estilo arqui- 24 tarapacáinsitu tectónico Art Nouveau o Arte Modernista y que se persisten hoy en día en el centro histórico de Iquique. La Protectora. Este edificio es construido entre 1911 y 1913 para ser la sede de la Sociedad Protectora de Empleados de Tarapacá. Se encuentra ubicada al costado Oeste del Teatro Municipal de Iquique, frente a la Plaza de Armas Arturo Prat, en pleno centro cívico de la ciudad. Es a nuestro juicio, la máxima expresión del Modernismo en Iquique. Fue declarado Monumento Histórico a través del Decreto Supremo N°99,