Revista Tarapacá Insitu Edición 12 - Page 12

NI MADRES NI PADRES SEXUALIDAD POPULAR EN CHILE A FINES DE LOS AÑOS VEINTE, LOS MOVI- MIENTOS SOCIALES Y LAS ORGANIZACIONES OBRERAS AUMENTABAN SU FUERZA Y, A JUICIO DE LAS ELITES, AMENAZABAN CON DESESTABILIZAR EL ORDEN POLÍTICO Y EL PROGRESO DE LA NACIÓN. MÉDICOS Y “VISITADORAS SOCIALES”, ASUMIERON EL ROL DE CANALIZAR LAS DEMANDAS DEL PUEBLO E INICIARON LA ELABORA- CIÓN E IMPLEMENTACIÓN DE ESTRATEGIAS MÉDICAS Y ASISTENCIALES PARA LA RECUPERACIÓN DE SU VIDA Y SU SALUD. COMO FRUTO DE ESTA ACCIÓN, CONCLUYERON QUE TALES PROBLEMAS ERAN, ENTRE OTRAS COSAS, EL RESULTA- DO DE UNA CRISIS MORAL SEXUAL. EN ESTE LIBRO: “NI MADRES NI PADRES, SEXUALIDAD POPULAR EN CHILE, 1927-1937”, DE CENALTES EDICIONES, SE ANALIZA EL FENÓMENO. L por: JAVIERA POBLETE VARGAS (*) a conformación del Estado Asistencial Sanitario en 1925, instaló en Chile una nueva forma de hacer política: una política del cuerpo. Allí, médicos y “visitadoras sociales” cumplieron un papel fundamental en la elaboración de una serie de políticas públicas que tuvieron por 12 tarapacáinsitu objetivo mejorar la salud del pueblo y reestablecer los lazos rotos entre éste y el Estado, ya que la cuestión social había calado hondo en el país y dejaba ver, en cada rincón de los conventillos, la pobreza y la crisis en la que se había sumido el pueblo durante la época parlamentaria. En ese entonces, el capitalismo mostraba su peor rostro y los hombres, mujeres y niños/as del pueblo chileno se convirtieron en su principal víctima, puesto que la miseria en la que vivían no hizo más que aumentar las tasas de morbilidad, mortalidad y sobre todo las tasas de mortalidad infantil que a fines de la década de 1920 alcanzaron un récord mundial. Junto con ello, los movimientos sociales y las organizaciones obreras, aumentaban su fuerza y adherían a sus filas cientos de personas dispuestas a pelear por una transformación de la economía capitalista y de las desigualdades sociales; una situación que, a juicio de las elites y la antigua clase patronal, venía a desestabilizar el orden político y dificultaba el progreso de la nación. En ese contexto, y según la historiadora María Angélica Illanes, los médicos y las “visitadoras sociales”, asumieron el rol de canalizar las demandas del pueblo e