Revista Tarapacá Insitu Edición 12 - Page 11

señala que su “padre se vino enganchado de La Calera, el año 1945, cuando yo tenía seis años; a los seis años llegamos con mi familia (éramos 12 hermanos) a la oficina Brash, que después fue la oficina Victoria. Mi infancia fue inolvidable; todavía a esta altura que estoy cumpliendo los ochenta años, atesoro esos recuerdos”. Elsa Valdés, otra de las fotografiadas, señala: “Me gustó mucho esa vida; creo que si volviera a existir la oficina Alianza, yo me iría encantada a vivir ahí, porque esa es mi vida”. Grimaldina Espinosa, añade: “Si volviera a funcionar la oficina yo me vendría a vivir los pocos años de vida que me quedan”. tarapacáinsitu 11