Revista Tarapacá Insitu 33 - Page 8

LOS CLIPPERS Los Cap Horniers , tienen como emblema a los cormoranes . Nadie mejor que estas aves ( y los clippers ), son capaces de desafiar o volar en estas latitudes , exageradamente pasadas a sur , con vientos y oleajes extremos . Cómo se deben haber retorcido los velámenes de esas naves , henchidos hasta casi parecer explosar , cargados de carbón de Gales , de productos exóticos que los europeos integraron a la pampa : las maderas de pino oregón , que sirvieron para construir oficinas salitreras y casonas , lo mismo que el rústico campamento y estructuras . Las maderas jamás fueron lastre , sino carga de retorno , en ajustes de conceptos que , de tanto usarse , se van haciendo mitos .
Había mucho que traer de vuelta desde Europa o desde Norteamérica al Desierto de Atacama , donde había mucho mineral , pero no té Ratampuro ; ni finas carnes y subproductos , ni siquiera tierra de hoja , como la que algunos europeos encargaron para que sus mujeres tuvieran un jardín . Tampoco había flores , las que se traían desde Arica .
Las salitreras fueron una fila de planteles industriales , en una franja de este desierto que ostenta la mayor aridez del planeta , con su producto que arribaron a insólitos puertos . Para llegar , debían embarcarse en alguna de las líneas que desarrollaban estos viajes transoceánicos . Las líneas principales fueron la alemana , Reederei F . Laeisz y la francesa de Bordes & Hijos .
La historia de la primera , de Antoine – Dominique Bordes ( 1815 - 1883 ), que con 19 años emigra a Chile , estableciéndose en Valparaíso , donde trabaja en agencia de naves y de aduanas . En
1847 , se asocia con el capitán Le Quellec , quien navega frecuentemente entre Chile y Francia , constituyendo la sociedad Le Quellec & Bordes , dedicada a las importaciones y exportaciones , con oficina en Valparaíso .
En 1866 , fallece Le Quellec , regresando Bordes a Francia , donde comienza a desarrollar lo que será su flota de veleros , establecida en Bordeaux , que desde 1870 , se orienta preferentemente al transporte de salitre . En su momento de mayor auge , 1914 , llega a tener 46 veleros que totalizaban 163.160 toneladas .
La segunda en Hamburgo , con Ferdinand Laeiz ( 1801 – 1887 ), ya con experiencia en el comercio con Sudamérica que , en 1839 , arma su primer barco , el “ Karl ”, un bergantín de 3 mástiles y que luego , con su hijo Karl , desde 1852 , se genera la expansión de esta gran naviera , que será reconocida como la “ Flaying Line ”. En 1862 , se manda a construir el clipper “ Pudel ”. Desde 1880 , la compañía se
especializa en el transporte de salitre , iniciando la construcción de los clippers , con sus navíos nombrados con topónimos que empezaban con la letra “ P ”, por lo que también se le llamará la “ Línea P ”. En el período 1857 – 1926 , se construyeron más de cien naves .
Las navieras se juraron
El Autor del reportaje en el Cabo de Hornos .
romper todos los records y claro que lo hicieron : desde los mayores veleros ( sean fragatas o barcas , por la forma y disposición de su velamen ), en que los franceses de Bordes & Hijos mandarán a construir el formidable “ France ” cinco mástiles . En tanto que la Laeiz continuará su escalada de navíos de 4 mástiles ,
El “ Pamir ”, también de la “ Línea P ”, navegando .
8 tarapacáinsitu