Revista Tarapacá Insitu 32 - Page 30

los países miembros . El texto final no prevé ningún horizonte temporal para renunciar a su uso , circunstancia en gran medida determinada por la resistencia de países como China o la India , que sigue dependiendo en alta medida del carbón en su mix energético .
COMPROMISOS Mario Draghi , primer ministro italiano y anfitrión de la cita , se congratuló en la rueda de prensa de clausura de los acuerdos alcanzados y aceptó que hace solo días las posiciones estaban mucho más alejadas . “ Es un éxito porque mantenemos vivos nuestros sueños , nos comprometemos a más iniciativas , dinero , y promesas de reducción . Y eso ha sucedido cuando parecía que en los últimos meses los países emergentes no tenían ningún interés en adquirir nuevos compromisos ”, señaló con relación a las reticencias de tantas naciones .
Draghi , además , se mostró comprensivo con las reticencias de China a aumentar la ambición de los compromisos . “ Me esperaba un acercamiento más rígido .
El documento reafirma la “ importancia ” de movilizar unos 100.000 millones de dólares anuales entre 2020 y 2025 para los países más vulnerables y acelerar la transferencia de tecnología a esos países para facilitar su transición ecológica .
Y ha habido un movimiento significativo , acoger un lenguaje que mira al futuro y no al pasado de los números de París . China ha aceptado la evidencia científica del techo del aumento de 1,5 grados , que comporta sacrificios . Producen cerca del 50 % del acero mundial y muchos de esas plantas funcionan con carbón . Son transiciones difíciles y eso explica la dificultad de tener inmediatamente objetivos más ambiciosos . Hoy compartimos ambiciones y objetivos . Ahora hay que compartir la velocidad de acción sobre estos objetivos ”. Pronunciando un juicio de balance , el secretario general de la ONU , Antonio Guterres , observó que dejaba Roma con sus “ esperanzas insatisfechas , pero no enterradas ”.
La segunda jornada de la cumbre también sirvió para celebrar nuevas reuniones bilaterales , como la que dio cita al presidente francés , Emmanuel
Macron , y al primer ministro británico , Boris Johnson . En medio del conflicto por la pesca , el líder galo respondió a las amenazas de su homólogo y pidió que se respeten las reglas internacionales . Un asesor de Macron , según publicó Reuters , señaló que “ el objetivo de ambos era rebajar ” la tensión y el conflicto de los últimos días . El mismo asesor aseguró que Macron esperaba ahora “ seriedad ” y “ respeto ” después de días de amenazas . Fuentes británicas dieron una versión diferente del encuentro , apuntando a que Londres espera que París dé el primer paso de una desescalada .
Por otra parte , el secretario de Estado de EE UU , Antony Blinken , se reunió con su homólogo chino , Wang Yi , y trataron la creciente escalada de tensiones entre Pekín y Taiwán . Durante un encuentro que duró alrededor de una hora y media , Blinken expresó con “ claridad cristalina ”, según publicó Reuters , que Washington se opone a cualquier cambio unilateral en el statu quo de las relaciones entre ambos países asiáticos . Un gesto que esperaba desde hacía días el Gobierno de Taiwán .
El presidente de Estados Unidos , Joe Biden , y la presidenta de la Comisión Europea , Ursula Von de Leyen , comparecieron conjuntamente para informar del acuerdo alcanzado entre Washington y Bruselas para desactivar la guerra arancelaria en materia de acero y aluminio desatada por la Administración de Trump .
También hubo acuerdos de algunos de los líderes presentes en la cumbre sobre la cuestión de los fallos en las cadenas de suministro globales . Washington promueve un intento de cooperación en esta materia , y busca por otra parte incrementar la presión sobre los productores de gas y crudo para que aumenten su producción y alivien así la tensión en los precios .
(*) Artículo publicado en el diario EL PAÍS de España .
30 tarapacáinsitu