revista sudamericana de pesas V revista V confederacion sudamericana de pesas - Page 8

privilegio de ver a los entrenadores a nivel nacional unirse para conversar y levantar nuestro deporte. Desde mis tiempos en la escuela y desde que tuve mi primer curso de educación de entrenadores, el esquema de educación ha cambiado radicalmente. Fui a la escuela en la década de 1970 para obtener las respuestas correctas, como todas las demás personas de Generación X: si no estaba en el libro, ¡No existía! En mi primer curso de levantamiento de pesas en 2008, los entrenadores seguían escuchando lo que los libros y yo mismo teníamos que decir sobre el entrenamiento de levantamiento de pesas. Luego vino la Revolución educativa. Solo diez años después, los entrenadores no vienen a escuchar lo que tengo que decirles: en su lugar, quieren saber cuánto pueden creer de toda la información disponible en Internet. La capacidad de interpretar información se ha convertido en el nuevo y valioso bien de hoy. Al principio, la constatación de que los veinte entrenadores en la sala de clase tenían más conocimiento acumulado que yo y que no podía responder todas sus preguntas, ¡Era inquietante! Me sentí amenazada. Pero pronto me di cuenta de que las preguntas no buscaban que pareciera estúpida, sino que las hacían para conversar más profundamente y elevar de nivel nuestro deporte. En consecuencia, aprendí rápidamente que la honestidad te lleva un largo camino. Es mejor decir ‘No sé’ y agregar ‘pero lo averiguaré’. La demanda de educación básica en el mundo de hoy es alta, ya que muchos actores tienen acceso a la información de todos los niveles, pero carecen de la habilidad de la interpretación. Esta es la revolución educativa de la que estoy hablando. A medida que los niños de la escuela Generación X confiaban en la información que leían en los libros, la Generación Y y Z están inundadas de información mientras hacen todo lo posible para descubrir en qué información pueden confiar. Esto también coloca el trabajo del entrenador y el atleta en el centro: descifran toda la información probando o refutando teorías sobre el entrenamiento. En esta interacción entre el entrenador y el atleta también ha habido una revolución. Como miembro de la Generación X, debo aprender a trabajar con atletas de la Generación Y o Z que nacieron alrededor del cambio de siglo y cuyos mundos son diferentes a los míos. Estos jóvenes son más aptos para tomar un dispositivo de mano, aprender un nuevo idioma rápidamente y tomar una foto personal solo para publicarla para millones de personas desconocidas. ¡Asombroso! De esta forma, pueden hacer muchos amigos nuevos con quienes conversar más profundamente y elevar nuestro deporte hacia un mejor nivel. ¡Es hora de que yo y todas las 7