Revista GuitarraMX NÚMERO 23 - 2021 - Page 47

LAS DIFERENCIAS ENTRE AMBOS

Pese a las similitudes obvias entre el Nextone y el SIlverline, como el modelado, en otros aspectos estos combos son muy distintos. El BOSS cuenta con dos canales (Clean y Lead), mientras que el Blackstar te da las seis voces que caracterizan a sus amplis digitales (como la Serie ID:Core) en el previo. El Silverline aparte ofrece efectos de Modulación Delay y Reverb, los cuales se pueden editar en su software Architect, así como el control ISF para un tono más americano o británico, y 12 memorias en tres bancos de 4 (128 presets con el footswitch). El Nextone tiene sólo Delay/Trémolo y Reverb, control de presencia, un Boost, almacena un único sonido y trae atenuador de potencia de 40, 20 y 0.5 watt.

Desde luego, la potencia y la bocina son distintas, pero para efectos de calidad del sonido, no afectan tanto. El Nextone va de tonos limpios cristalinos a la distorsión rockera clásica, mientras que el Silverline entra cómodo a territorios de metal y alta ganancia.

LO MEJOR DE CADA UNO

Cada uno tiene sus fortalezas. El Silverline tiene un impresionante DSP SHARC con funciones versátiles y efectos, que lo hacen un ampli muy moderno y de sonidos contemporáneos. El Nextone suena más a la vieja escuela con tonos clásicos y efectos básicos, con un editor para computadora muy completo que deja hacer ajustes finos al Preamp, a los bulbos de poder y la sección de efectos.

Lo bueno es que esta tecnología de modelado en un combo de estado sólido que se transforma con girar una perilla, ni siquiera la soñábamos hace 10 años. El BOSS son 4 amplis en 1 y el Blackstar son 6 en 1. Lo malo del Nextone puede ser la falta de más efectos, pero eso se arregla fácil con el FX Loop. Del Silverline, puede ser la falta de cuerpo en el sonido y el uso de mini plugs y micro USB para las conexiones (BOSS usa tamaño estándar) y la falta de FX Loop. Lo feo es decidirse por uno, porque ambos me gustaron mucho, y si pudiera tendría los dos.

CONCLUSIÓN Y OPINIÓN FINAL

Ambos combos hacen un excelente trabajo para recrear el sonido y sensación de un ampli de bulbos en cada una de las cuatro variantes (6V6, 6L6, EL84 y EL34). El sonido del Silverline es más agudo y filoso, con una excelente salida emulada, mientras que el Nextone tiene más cuerpo, pero en ambos hay que jugar con el EQ para dar con el tono deseado. Las diferencias tonales entre los bulbos son más claras en los sonidos limpios que en los saturados.

Ambos combos son versátiles como para practicar en casa con audífonos o para ensayar con tu banda y tocar en vivo, pero en sitios grandes con mucho público, deberás considerar ponerles un micro por delante o salir directo al PA y usar el combo de monitor. En lo personal, me sentiría más cómodo en una tocada en vivo con el Nextone y mi pedalera, pero yo soy más vieja escuela.

NUM.23 AÑO 2021 | GuitarraMX | 47