Revista Enrique Shaw - Su Historia - N°2 . - Page 3

El llamado universal a la santidad se afirmó en el Concilio Vaticano II y también en la Exhortación Apostólica Gaudete et Exultate del Papa Francisco basándose en el mandato evangélico: "sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto"

(Mt. 5,48)

Señalar modelos de vida cristiana es un elemento importante para la misión evangelizadora de la Iglesia. Los santos difunden un mensaje a través de su conducta o ejemplo y la Iglesia al beatificarlos o canonizarlos facilita la difusión de esas acciones.

Presentar ejemplos es un eje de los procesos educativos. Puede ser muy movilizador demostrar que estas conductas, no sólo son posibles, si no que han sido vividas por personas concretas y creíbles. Hacer conocer estos modelos de vida, es positivo para la sociedad, porque "si lo bueno se conoce se contagia" y así se anima a muchos a seguir el camino de la santidad.

La presentación de estos modelos es un poderoso instrumento para la defensa de los valores cristianos.

Porqué un empresario ?

En la diversidad de las vocaciones humanas, la profesión de empresario es clave para el desarrollo social y económico y constituye un rol central en la vida actual. Por eso destacar que es posible combinar una trayectoria empresarial eficaz y exitosa con una vida interior plena, es importante para los católicos y para todas las personas de buena voluntad.

Esta particular vocación es un pilar para la necesaria transformación de un mundo que tiene que responder mejor ante una población con sus necesidades básicas insatisfechas y para reducir el flagelo de la desocupación.

Enrique Shaw fue un empresario que supo demostrar frente a las dificultades propias de sus circunstancias, que siempre se pueden dar respuestas acordes con las enseñanzas evangélicas.

ENRIQUE SHAW

Gracias al fuerte impulso de San Juan Pablo II, el anterior Papa, se difundió mucho el camino a la santidad de los laicos y se comenzó a ver la posibilidad de que Enrique podría ser declarado Santo.

En 1996 el entonces Monseñor y luego Cardenal, Jorge Mejía, hizo una invitación pública para que ACDE, la institución que Enrique fundara, promueva su causa de beatificación y se comenzó a trabajar activamente en ella.

Con la recopilación y lectura de la gran cantidad de material que dejó escrito Enrique Shaw y por medio de los testimonios que se fueron reuniendo, se fue confirmando que se estaba ante una vida ejemplar que debía ser conocida como modelo de laico.

Como ejemplo para los empresarios, Shaw demuestra la posibilidad de transitar por la tan cuestionada vida de la empresa, haciendo coexistir en forma exitosa como compatibles la rentabilidad y excelencia de la gestión empresaria con los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

Más aun en la gestión de Enrique Shaw, como el gran empresario que era también, se percibe que buscaba de ese sutil manejo de aumentar los beneficios para la empresa y su gente con el compromiso que obtenía del personal que disfrutaba de un ambiente de trabajo óptimo.

Fernán de Elizalde

Administrador de la causa de beatificación

.

FERNÁ N DE ELIZALDE

A.C.D.E Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa

Bolivar 425 3º Buenos Aires (1066)

cshaw@acde.org.ar www.acde.org.ar

03

IMPORTANCIA DE LA BEATIFICACIÓN DE UN EMPRESARIO