puño & letra Spring 2020 - Page 17

todo lo posible para ganar tiempo, Cuando me desperté, me bañe y quedarme en este país y ayudar a mi me cambié. Mi tía me dijo que familia. íbamos a ir donde unas personas que me ayudarían. Entonces me No podía dormir de tanto pensar llevó a una oficina, pero no tenía ni las cosas, pero terminé cansado y idea de quiénes eran las personas me quedé dormido un par de horas. que trabajaban ahí. Solo puse mi Cuando me desperté eran las tres de confianza en mi tía. la mañana y el vuelo lo tenía a las seis. Ya era el momento de decidir Había muchos oficiales que me qué iba a hacer. estaban mirando. Luego uno de ellos se me acercó y me preguntó Decidí escaparme de la casa. cómo me llamaba. Le contesté y Empaqué otra pequeña mochila inmediatamente me comenzó a con teléfono, cargadores, un cambio leer mis derechos, mientras otros de ropa, y un poco de dinero. dos cubrían la salida. Miré a mi tía como para preguntarle qué estaba Escapar pasando y ella me contestó, “lo siento”. Me sentía muy nervioso y un poco asustado porque no sabía lo que iba Después de una hora y media solo, a pasar. Abrí la puerta de la casa y llegó el oficial y me preguntó si sin querer, hice ruido cuando traté estaba listo. Le pregunté, “¿listo para de salir. Ahí fue donde se despertó qué?” Su respuesta, “para regresar a mi mamá y mi tía y no tuve otra tu país porque tienes una orden de opción de salir corriendo. La ciudad salir del país voluntariamente”. Era de noche. Los perros ladrando. por esa orden que había firmado mi mamá, y porque era menor de edad. Llegué a la carretera, asustado y muy cansado tras una hora de Triste y nervioso, había pasado tres correr. Me paré al lado del campo días sin dormir y sin comer bien de una escuela para descansar un para nada, para llegar a este punto poco. Iba a salir corriendo otra y que igual me regresaran a mi país. vez cuando de repente me cruzó el carro mi tía. Ahí fue que tuve Le supliqué al oficial si había que pensar. Era brincar la cerca o posibilidades de quedarme en el meterme en el carro con ellas. Sí, la país. Me dijo que tenía el derecho estaba dudando. Me quedé parado de hablar con un juez. Acepté, y pensé, “no pues, ¿me meto o me y a las tres horas me dieron la voy?” Dejé caer la maleta al piso y oportunidad de abrir el caso y brinqué la valla. poder pelear un caso legal contra la orden de salida voluntaria. Sería Pasé tres días en la calle, sin dormir para independizarme de mi mamá ni comer casi. También estuve sin también. Ya mi familia me había comunicarme con mi mamá ni mi dado la espalda, así que había que familia. Después hablé con una tía valerse por uno mismo. Pues así. para que me ayudara. Estaba muy cansado y ya no tenía dinero. Le Mientras esperaba el resultado del expliqué todo, me pidió que fuera a caso, me podía ir con mi tía o a un su casa, y ahí pude descansar. programa para refugiados menores de edad. La verdad me sentía muy feliz de tener la oportunidad de estar con mi tía y mi familia. Pero no sé qué pasó. Cuando el juez le preguntó a mi tía que si se encargaba de mí, ella le respondió que no podía. Escuché eso y me congelé, me quedé confundido. El juez se vio sin otra opción que trasladarme al programa de refugiados. Estaba solo y sin el apoyo de nadie. Houston - Centro de detención A los pocos minutos comenzó mi traslado a un centro de detención en Texas. Llegué al de Houston, y entré por esta puerta que solo se abre cuando llegan los nuevos. Vi a muchas personas, a muchos niños de mi edad. Se me hizo extraño porque nunca había visto juntos a tanta gente de diferentes países. Me comenzaron a preguntar los niños qué de dónde era y cómo me llamaba. Había gente tranquila pero otros que me miraban con ganas de intimidar. Luego me llevaron con una trabajadora social. Me explicó en qué se enfocaban ellos y un poco de las reglas del programa: • No decir malas palabras • No tener ningún contacto físico con los niños o los trabajadores • Siempre pedir permiso para ir a cualquier lugar • Siempre estar a la vista de los trabajadores • No tener ninguna relación amorosa con los trabajadores 17