puño & letra Despedida 2018 - Page 7

F LA FRIDA POCO CONOCIDA rida Kahlo, aquella mujer famosa por sus autorretratos y su uniceja singular. Tuvo una vida corta pero increíblemente llena. Desafortunadamente, es esa misma uniceja que la hace tan popular en vez de su triunfo como artista. Aunque vivió en la misma Casa Azul desde su nacimiento, Frida siguió explorando Doctora Kahlo diferentes esferas filosóficas, siempre tanteando y rompiendo los límites de lo habitual. Aquí hay algunas anécdotas que empiezan a contar más sobre la vida legendaria de aquella Frida popular, pero poco conocida. Amantes femeninas Frida entró a la Escuela Nacional Preparatoria en la Ciudad de México cuando tenía 15 años. Le interesaba la medicina, y consideraba el arte como un simple pasatiempo. Sus aspiraciones de ser doctora desde niña fueron señales tempranas de su vocación ante la patriarquía. Fue a los 18 años, cuando todavía estudiaba en la preparatoria, que sufrió su famoso accidente de autobús. Una parte del autobús fue enterrado en en su pelvis, dejándola varias semanas en el hospital. Por este accidente, tuvo más de 30 cirugías a lo largo de su vida, y abortos espontáneos recurrentes. Durante su tiempo en el hospicio, se dedicó a la pintura. Desde entonces, Frida continuamente expresaba su dolor físico y emocional a través de la pinturas de aceite. Sus creaciones incluían temas de cirugía y anatomía, cuyo detalle y exactitud claramente demostraban su interés en la medicina y el cuerpo humano. Muchos ignorantes reconocen a Frida como, y solamente como, la esposa de Diego Rivera. Pero tal como su marido, ella tuvo varios amantes durante su matrimonio, y sin ninguna restricción de género. Chavela Vargas, cantante mexicana; Dolores del Río, estrella de cine mexicana; Paulette Goddard, actriz estadounidense; Maria Félix, icónica actriz y cantante mexicana. Obviamente, Frida mostraba u na cierta preferencia. También, Georgia O’Keeffe, una de las pintoras más emblemáticas de los Estados Unidos, se rumorea que tuvo una relación romántica con Frida. Si realmente tuvieron sus enredos es algo de especulación histórica, pero esto sí es cierto: las dos frequentemente pintaban símbolos yónicos y otras representaciones de la sexualidad femenina. Más que una revolucionaria, Frida fue sin remordimientos ni pudor, una criatura sexual. Jornada Comunista Zoológico Personal Empezando a una temprana edad, Frida se identificaba como comunista. A lo largo de su vida, fue parte de varios partidos y grupos comunistas. Luchaba contra las influencias capitalistas (estadounidenses) en latinoamérica y por los derechos del trabajador. Las entradas de su diario cuentan sobre su reverencia por Marx y los otros “pilares del nuevo mundo comunista”. Al final de su vida, en los años cincuentas, Frida dedicaba su arte a la lucha comunista, escribiendo que su trabajo fue simplemente una interpretación de la realidad marxista, “Realismo Revolucionario”. La gente creativa suele tener amigos igualmente únicos. Frida no era una excepción. Durante su vida, tuvo varias mascotas raras y adoradas. La acompañaban dos monos arañas, Fulang Chang y Caimito de Guayabal. Un loro amazónico, Bonito, hacía trucos a cambio de mantequilla. Otras aves sobrevolaban por la casa, entre ellos un águila llamada Gertrudis Caca Blanca, unas guacamayas, gallinas, periquitos, y gorriones. También el precioso Granizo, su venadito bebé y modelo para El venado herido (1946), además de varios perros Xoloitzcuintle, homenajes a los orígenes mexicas por ser la raza favorecida de esa etnia. Como hijos sustitutos, todos vivían con ella en la Casa Azul. Yo y mis pericos (1941) Colección de Sr. y Sra. Harold H. Arroyo 7