puño & letra Despedida 2018 - Page 10

texto y diseño: ELISE GELLMAN arte: PIPER CHRISTOPHER NIÑAS Y ROBOTS La fuerza femenina en el mundo STEM A l entrar a mi primera clase de Robótica era evidente que había una ausencia de chicas. En un grupo compuesto de aproximadamente 20 estudiantes, y era una de apenas cuatro chicas. tenía tanta confianza para pedir ayuda porque me sentía excluida. Tomó algunos meses para sentirme cómoda, y fue ahí cuando nuestro grupo casi completamente femenino éxitosamente construyó un robot funcional. El profesor Adam McQueen nos explicó el objetivo de la primera competencia (First Tech Challenge) y nos dejó escoger nuestros equipos. Para ganar, tendríamos que construir un robot que pudiera resolver una serie de tareas para acumular puntos. Cuando por fin llegó el día de nuestra primera competencia, al entrar junto a mi equipo a la cafetería de Gresham High School donde estaban los demás grupos, otra vez me llamó la atención la clara ausencia de competidoras mujeres. Al crear nuestros grupos, a nadie le sorprendió que tres de las cuatro chicas formaron un grupo entre ellas. Honestamente fue un poco intimidante estar en una clase llena de chicos. A diferencia de los muchachos nuevos, quienes siempre recibían atención, yo no El estereotipo que las mujeres no pertenecen en las ciencias es una idea ya muy oxidada. Hoy en día hay tantas mujeres destacándose en la química, biología, astronomía, física y más. Me sorprende que aún así no hay muchas jóvenes que se animan a participar en actividades tecnológicas como la robótica. ¿Por qué será? Aquí en Lincoln, no cabe duda que hay una presencia fuerte de chicas interesadas en las ciencias y matemáticas, a veces hasta en proporciones más grandes que a los chicos. Aún así, las areas de Informática, Robótica y Impresión en 3D están casi completamente dominadas por el sexo masculino. Es evidente que la presencia femenina en la tecnología (T) y la ingeniería (E) de los llamados programas de STEM, todavía ocupa más apoyo para igualar los dos géneros. Una razón por el cual la tecnología no es atractiva para algunas chicas es porque aventarse a un nuevo curso con dominancia masculina puede ser intimidante. Hay que tomar en consideración la larga historia