Peregrina - Page 7

Mi amiga Rita y yo habíamos estado en una reunión para celebrar que un amigo de la universidad se iba a casar , y ahora íbamos cuatro horas por el camino de regreso a casa . Había sido un buen día . Recordamos el grupo de estudio bíblico en el que todos nos conocimos , las personas que nos formaron y las aventuras en las que habíamos estado . Recordamos los tiempos que pasamos estudiando la Biblia en una agradable sala de estar , las tardes que pasamos cocinando en la iglesia .

-Ah ,
Manchester dije mirando con melancolía por la ventana , mientras el paisaje de la ciudad ( una vez tan familiar ) de casas de ladrillo rojo se diluía en los suburbios . -Míralo . Me siento ... -Busqué- una palabra profunda que captara mis emociones -Me siento mmm ¿ triste ?
Rita sonrió . -Lo que sientes , Rachel , es nostalgia .
Ella tenía razón . Nostalgia era precisamente lo que estaba sintiendo .
La palabra « nostalgia » proviene de dos palabras griegas que describen muy bien la sensación de esta emoción : nostos , que significa « regresar a casa », y algos , que significa « dolor ».
La nostalgia es una emoción extraña . Por un lado , hay calidez y cariño al recordar los buenos momentos y las estaciones felices . Pero al mismo tiempo , hay una tristeza que viene de saber que esos momentos ahora solo existen en nuestra memoria , y nunca los recuperaremos de nuevo .
Con el tiempo , cada generación se vuelve nostálgica , pero me pregunto si la tecnología ha impulsado a mi generación a abrazar ese sentimiento antes que los demás . A las redes sociales les gusta recordarnos lo que
,
estábamos haciendo en este día hace tres , cinco o diez años .
Pero la nostalgia no es la única forma en que recordamos nuestras vidas desde el presente , porque solo nos recuerda los tiempos felices . Y por supuesto , todos tenemos momentos en nuestro pasado que no fueron color de rosa , cosas que hicimos o que no hicimos , de las que nos arrepentimos o lamentamos . Estos remordimientos continúan nublando nuestra existencia años después .
El problema de suspirar por el pasado es que corremos el riesgo de perdernos lo que Dios está haciendo en el presente . Quizá estés enfrentando un día que se siente « pequeño » en cuanto a lo espiritual , y miras nostálgicamente hacia atrás , a un período de tu vida en que Dios parecía más claro y cercano , seguir a Jesús parecía más emocionante , y tus esfuerzos en la iglesia o en el evangelismo eran más efectivos .
Si pasas más tiempo leyendo sobre artículos de los años noventa , que pensando en lo que Dios ha preparado para ti en la eternidad , es hora de cambiar tu perspectiva . Mantén tus ojos fijos hacia adelante , no hacia atrás . Porque una cosa es segura : tus mejores días están por venir .
¿ Y eso es todo ? ∞ Rachel Jones
6