Peregrina - Page 21

C reo que ha llegado el momento de buscar en Dios un movimiento de reforma

y avivamiento entre las mujeres cristianas , una revolución contracultural que exalte a Cristo y esté animada por la Palabra , la cual recupere el territorio que se le ha entregado por tantos años al pensamiento del mundo .
Sin embargo , nadar en la corriente de los grandes y sagrados propósitos de Dios significa estar dispuestas a nadar contra la corriente de este mundo . La forma como esto funcione en tu caso particular depende en cierto modo de la etapa de la vida en la cual te encuentres .
Adolescente . Significa estar dispuesta a seguir a Cristo y su Palabra cuando pareciera que todas las otras jovencitas de tu edad están absorbidas por la vanidad , los chicos , el yo , el sexo y la diversión . Significa poner todos tus afectos en Cristo , guardar tu corazón , elegir el camino de la pureza , convertirte en portavoz de la verdad cuando toda la presión de grupo va en la dirección contraria .
Soltera . Significa elegir el camino del contentamiento , cualquiera que sea el estado que Dios tenga para ti , casada o soltera , por el bien de su reino y para su gloria . Significa usar esta etapa de tu vida para servir al Señor sin distracciones . Significa estar dispuesta a mantenerte pura sexualmente a los veinte , a los treinta , a los cuarenta y más allá .
Casadas . Este es un llamado para ser fiel en un mundo de promesas rotas . Significa amar a tu esposo , orar por él , edificar un matrimonio que glorifique a Dios . Significa ser fiel tanto en los buenos tiempos como en los malos , decir « sí » a tu elevado y santo llamado de ser una ayuda para tu esposo , de respetarlo como exhorta la Biblia , de someterte a él como un reflejo de tu sometimiento a Cristo mismo . Significa entregarte de todo corazón a tu hombre y rechazar cualquier intimidad emocional o física con cualquier otro hombre .
Madre . Para ti , ir contra la corriente significa abrazar el llamado de ser dadora y sustentadora de vida . No permitas que el mundo te dicte cuántos hijos deberías o no deberías de tener . Permite que Dios te dé una visión de la influencia que tus hijos y tus nietos podrían tener para su reino a lo largo de generaciones venideras . Nuestra generación tiene una oportunidad y una responsabilidad sin precedentes para invertir nuestras vidas en el reino de Dios .
Contra cultural − Nancy DeMoss Wolgemuth
20