Peregrina - Page 14

D esde muy joven tuve la oportunidad de contar con los consejos de abuelos que repetían constantemente sus dichos con el propósito de instruirme y estar lista para los momentos fáciles y difíciles de la vida . Narraban historias sobre ellos mismos ; sobre su infancia , las situaciones difíciles que habían vivido o la verdadera amistad , muchas veces mi imaginación desbordaba con ilustraciones de cada historia . No entendía mucho del porque los abuelos me narraban estas cosas , pero sabía que debía retenerlas en mi memoria al escuchar sus palabras decir ; « no lo olvides », « recuerda muy bien esto ». Los abuelos estaban enseñándome el pasado para entender el presente y conocer mi destino , para no olvidar y poner atención en lo que es verdaderamente importante . Cuando somos jóvenes tendemos a ignorar la sabiduría de los mayores , parecen consejos anticuados y fuera de contexto , no alcanzamos a comprender cuan valiosos son para sobrevivir .

Muchas de nosotras hemos hecho caso a la corriente popular que invita a vivir la vida en el momento , sí , esa idea que habla de disfrutar y no pensar , ignorando el peligro . Nuestros sentidos se han adormecido pensando que todo marcha bien , que no es necesario el consejo y que el peligro no es real . Pero la Biblia nos enseña que engañoso es el corazón y los deseos de la carne tienen como destino la muerte .
La Biblia nos revela que los que hemos creído en Jesús por gracia , no pertenecemos a este mundo , sino que nuestra ciudadanía se encuentra en la eternidad . Aunque no lo parezca , tenemos enemigos muy astutos que usaran todo lo que esté a su alcance para que olvidemos la verdad eterna .
13