PARMENIA-DIC - Page 4

CARTA Remota

Texto : Félix Eduardo Palomino Camacho
Grandes cosas son posibles .

A

mis queridos Estudiantes y Colegas : Hoy sentado ante mi computadora , quiero plasmar una parte de mi experiencia en este tiempo , contarte como un amigo un poco de lo que pasa en mi vida como lasallista y Prefecto de Normas , contarte que cada mañana al enviar los reportes con las asistencias o recibir las llamadas de los padres de familia puedo recordarlos , recordar sus rostros , sus voces , sus pasos , alegrando el ambiente y tal vez sentirme un poco cerca de ustedes , de la normalidad tan cotidiana , que no apreciaba , y que ahora extraño tanto . Es común que al hacer los reportes y leer vuestros nombres recuerde sus travesuras , sus rostros llenos de vida y alegría y espere con paciencia el día en que volvamos a vernos como la familia que somos y compartir otra vez el día a día .
Te cuento que hay días buenos y días malos , lo bueno de los días malos es que son pocos aunque son días en los que uno se cansa de todo , y los días buenos en los que uno descubre que está vivo , que está rodeado de seres queridos , en los que uno recuerda la voz de nuestro querido hermano Jorge dando aliento recordándonos que existe un Dios que es grande y que las grandes cosas son posibles . El trabajo con mis compañeros y colegas ha cambiado , estamos lejos , pero aun somos un equipo , una familia y aunque nos comunicamos y nos vemos virtualmente , no evita el extrañarnos , pero he comprendido que , aunque estemos lejos y separados , todos vivimos lo mismo , claro que cada uno a su manera , eso ha contribuido a que nos consolidemos como un equipo que se apoya y continua su labor , labor que ayuda a que uno se ponga en pie esas mañanas en que las sabanas se pegan y la pesadumbre quiere ganar . Entonces hay que ponerse de pie , lavarse la cara y ver más allá de esta horrible pandemia , ver en perspectiva y hacer de este momento un tiempo de lucha , de batallas ganadas . Un momento que vamos a recordar cómo el momento en que nos hicimos fuertes y mejores , en que demostramos de qué estamos hechos , un momento en el que pudimos demostrar que GRANDES COSAS SÍ SON POSIBLES . Doy gracias a Dios por haberme acercado a él desde temprana edad , por tener formación católica , por tener bases lasallistas , porque en los momentos grises puedo sentir el consuelo de su presencia y encomendar a mi familia y amigos en sus manos , porque tengo la certeza de que mis oraciones son escuchadas y que pronto obtendré una respuesta . NOS VEMOS PRONTO
4 Revista PARMENIA 2020