PARMENIA-DIC - Page 26

La Pandemia y su enseñanza

Texto : Jhulyana Milagros Mujica Ayala

Este año 2020 la pandemia que estamos atravesando rompió la rutina y el día a día de nuestra vida escolar , generando mucha inestabilidad emocional en adultos , jóvenes y niños , ante lo ocurrido . Solo tengo una respuesta “ No se cae una hoja de un árbol sin que Dios lo permita ”, es Dios quien permite que este año sea un año peculiar , pues seguro quiso , que aprendamos algunas cosas entre ellas a valorar , a que nos veamos de manera objetiva , reflexionemos y nos renovemos , para que salgamos de esta

pandemia siendo mejores personas .
Recuerden “ No se cae una hoja de un árbol sin que Dios lo permita ”.
Desde mi posición como maestra , este año los estudiantes han compartido conmigo sus inquietudes resumidas en las siguientes frases : “ profe jamás creí que diría esto , pero extraño el colegio ”, “ profe es bueno estar en casa ”, “ profe extraño mucho ir al colegio ”, “ felizmente en casa estamos todos bien ”, “ extraño a mis compañeros ”, “ es difícil no salir de casa ”, “ profe no salga de casa y cuídese si lo hace ” los estudiantes al igual que muchos adultos han aprendido a valorar lo que teníamos ( familia , colegio , amigos , trabajo ) y lo que aún tenemos al vernos rodeados de tanta incertidumbre y malos momentos , que la pandemia nos ha forzado a observar o padecer . Este año me he visto retada por la educación a distancia ; primero aprendiendo destrezas tecnológicas como realizar , videos y entrenarnos en el uso de las plataformas digitales , crear fichas y evaluaciones interactivas , y por otro lado el gran reto es diseñar sesiones que hagan que los estudiantes aprendan por descubrimiento y se sientan motivados en clase . Los estudiantes también han sido retados a poner más de su parte para este sistema no presencial pero sincrónico . Tener la suficiente fuerza de voluntad para no distraerse durante las clases , organizar sus tiempos y ser responsables con sus responsabilidades como estudiantes e hijos . Además la reflexión ha estado presente durante este año en varios momentos pues el reflexionar nos ayuda a conocer , nos hace capaces de aprender , la reflexión nos ayuda también a poner claridad en aquellos aspectos de nuestra vida que pueden parecer confusos , y pueden ayudar a clarificar contradicciones o conflictos internos que nos angustian y nos provocan ansiedad o temor , todos ( adultos y jóvenes ) hemos utilizado la reflexión para clarificar los momentos difíciles que nos han tocado afrontar este año , también ha hecho posible que nos renovemos , que cambiemos rutinas y hábitos . Finalmente , la pandemia ha traído mucha desgracia y zozobra en nuestras vidas , pero también nos ha hecho capaces de valorar , retar , reflexionar y renovar nuestras vidas , además hace posible que en medio de la oscuridad podamos ver una luz de esperanza , para poder salir adelante . Solo me queda animar a todos ; pero especialmente , a los estudiantes a salir a adelante , pronto nos encontraremos ; aunque no seremos los mismos , aguardemos el momento de encontrarnos siendo mejores personas .
14 Revista PARMENIA 2020
Rescatando acciones de trabajo académico en pandemia E Texto: Bayardo Masias Huamani n marzo de este año comenzaron las clases virtuales a nivel nacional: la llamada “escuela en casa”. Esto no fue tan nuevo para muchos de nosotros. Ante la contingencia, los docentes nos enfrentamos a un nuevo reto: dar clases de manera virtual. Como profesor, mi objetivo fue aprovechar la situación, para que los estudiantes desarrollaran habilidades, como leer, escribir y hablar de manera objetiva, particular y sobre todo expresando libremente sus puntos de vista acerca la realidad que nos estaba tocando vivir. Lo que me permitió identificar temas de oportunidad para tra- bajar. La situación actual ha sido un reto para mí, considerando dos características actuales de los adolescentes y jóvenes de entre 11 y 16 años: por un lado, son más dependientes; por otro lado, valoran poco el conocimiento que no es popular o que esté de moda. Por fortuna tengo tres años trabajando juntos; conozco e identifico las necesidades y cualidades de mis estudiantes, así como sus generalidades. En el caso de mis clases, puedo señalar que las experiencias han sido buenas, ya que el tiempo que trabajamos se convirtió en una ventana de libre opinión. Fomenté la independencia, además pude desarrollar con más detalle la explicación de algunos temas coyunturales, o mostrarles explicaciones, que en ocasiones en el aula presencial se complica. En general, la experiencia ha sido positiva, ya que los alumnos aprovecharon las clases, para aprender de manera significa- tiva. Esto gracias a la posibilidad de recursos que tienen en casa (inte rnet, computadora, celulares, tablet, entre otros). El contacto profe- sor-estudiante fue de múltiples formas: Zoom académico, Class- room, llamadas telefónicas, mensajes de texto por el WhatsApp y correo institucional. Sin duda esta contingencia sani- taria muestra de sobremanera la desigualdad económica y social en el país. Considero que, desde el punto de vista socioeconómico, estoy en un escenario a la expectativa ante esta situación, pero al mismo tiem- po espero que esta reflexión sea de utilidad para otros colegas de otras áreas. Por último, comparto que a raíz de los efectos de la pandemia varios estudiantes me hicieron llegar sus reflexiones personales sobre la importancia del valor del conocimiento, de los profesores, de la vida en general y desde luego, de ellos mismos, como materia humana en potencia. 26 Revista PARMENIA 2020 Cómo influye el color de un AURA en nuestra personalidad Texto: Maschly Carolina Olazabal Ortiz ¿Qué es un aura y para qué sirve? El aura de una persona es la energía luminosa que lo rodea. Es algo que es imperceptible a plena vista. Se dice que el aura está compuesta de 7 chacras o cuerpos, que se interconectan entre sí. Nuestra aura es como nuestra conciencia, no es estático; por el contrario, este puede cambiar con el tiempo, con nuestra evolución personal y con el entorno. Pero también puede ser cambiada con alguna intención mediante rituales y ejercicios de purificación. Los colores del aura de una persona reflejan sus posibles intenciones y de su esencia. Mediante el aura podemos hasta identificar si la persona sufre de dolencias físicas. ¿Cómo puedo saber el color de mi aura? Existen especialistas que pueden ver el color de las auras de las personas; sin embargo, nosotros mismos podemos saber el color de nuestras auras mediante diferentes pro- cesos. El más común, es mediante una visualización frente a un espejo en un lugar poco iluminado, pero esta técni- ca no es muy usada puesto que necesitas cierto nivel de concentración. La otra técnica es mediante la numerología. Primero, deberás buscar cada letra que compone tu nombre en la tabla y anotar el número que le corresponda a cada una. Después, lo que deberás hacer es sumarlos entre sí tantas veces como sea necesario para que al final te quede un número de un solo dígito. Por ejemplo, si tu nombre es María, obtendrías los números 4 - 1 - 9 - 9 - 1. Ahora debes sumarlos, obteniendo así un total de 24. Como necesitas llegar a un número de un dígito, debes volver a sumar los números del resultado: 2 + 4 = 6. Tu número es el seis. Los números se corresponden a los siguientes colores de aura: N° Colores 01 Rojo 02 Naranja 03 Amarillo 04 Verde 05 Azul 06 Violeta 07 Rosa 08 Plata 09 Oro 1. Color Rojo: Personalidad fuerte y dominante. Enérgico y terco, fascinante y apasionado, con extraordinario cora- je. 2. Color Naranja: Se caracteriza por una personalidad equilibrada. Es una persona leal, alegre y positiva. 3. Color Amarillo: Encantador, alegre, fuertemente 27