Nuevas Publicaciones PNUD Bolivia Programa País (2018-2022) - Page 5

5

1 El Estado Plurinacional de Bolivia, reconoció 36 pueblos y naciones indígenas en su territorio.

2 El concepto de democracia intercultural en Bolivia reconoce la coexistencia de democracias representativas, participativas de base comunitaria.

3 El concepto de economía plural en Bolivia incluye cuatro diferentes formas de organización económica: estatal, privada, comunitaria y cooperativa.

4 De 63.9% a 33.3%

5 De 27.3% a 9.3%

6 2014. Coeficiente de Gini de 0.48

7 2015. Encuesta de Hogares, INE, 2015

8 Encuestas de Hogares INE, 2015

9 Diagnóstico participativo de los pueblos indígenas de Pando, 2013. UNICEF, UNFPA.

En el año 2009, Bolivia adoptó una constitución que introduce una visión de un Estado1 más incusivo y participativo, y propuso el concepto de Vivir Bien como un modelo de desarrollo alternativo, reconociendo formas diferentes de democracia2, organización económica3, y estableciendo las condiciones para que los pueblos indígenas puedan conformar sus propios gobiernos.

Desde entonces, Bolivia ha experimentado grandes avances en la inclusión social mediante el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, y el incremento en la participación política de las mujeres, particularmente en la Asamblea Legislativa, donde se alcanzó la paridad de género, (58.1 % en 2015). Una gestión prudente de la economía y un contexto internacional favorable a la exportación de productos básicos dio lugar a un crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto del 4% en la última década, triplicando el PIB per cápita a 3.100 dólares, (haciendo de Bolivia un país de renta media), así como un significativo incremento en la inversión pública, (de $629 millones en 2005 a 6,179 millones en el 2015). En el plano social, entre 2007 y 2015, la pobreza extrema en las zonas rurales se redujo a la mitad4 y en las zonas urbanas disminuyó en 18 puntos porcentuales5. Las políticas redistributivas a

través de transferencias sociales universales a mujeres, niños y ancianos, y en particular la mejora en el crecimiento de los ingresos, permitieron a más de 2,6 millones de bolivianos (23% de la población) ingresar en el estrato de ingresos medio. En resumen, Bolivia disfrutó de una década de estabilidad económica, política y social y el proceso de inclusión más completo de su historia.

A pesar de estos éxitos, la pobreza y la desigualdad continúan siendo desafíos de desarrollo en Bolivia6, y las ganancias socioeconómicas son aún frágiles. El Estado necesita llegar a los que se encuentran rezagados y tiene el reto adicional de evitar que la creciente clase media vuelva a caer en probreza y lo haga en un contexto internacional menos favorable.

A pesar de haberse logrado una tasa de crecimiento superior al 4%, la reducción de la pobreza en Bolivia en los dos últimos años, se ha desacelerado. En los centros urbanos el crecimiento de la población de ingreso medio es notable, pero el 60% de los que alcanzan este nivel son todavía vulnerables y en riesgo de caer en pobreza7. Se trata de hogares encabezados por hombres y mujeres de unos 40 años de edad, con cerca de ocho años de educación, que trabajan en su mayor parte en empleos precarios del sector de servicios y carecen de activos a los cuales recurrir en caso de crisis8.

En las zonas rurales, la pobreza sigue disminuyendo, pero las brechas en el ingreso son mayores: el ingreso mensual promedio de los indígenas que viven en zonas rurales es de 90 dólares, mientras que los no indígenas ganan 134 dólares. El sesenta y cinco por ciento de las mujeres indígenas que viven en zonas rurales son pobres, mientras que el 50% de las minorías indígenas cuyos medios de vida dependen del acceso y la transformación de los recursos naturales, son vulnerables al impacto de los desastres naturales y al cambio climático9. La ausencia de datos desagregados por sexo, grupo étnico y ubicación esconde el hecho de que grupos vulnerables, como los pueblos indígenas minoritarios, se encuentren rezagados, así como las dinámicas diferenciadas del entorno rural y urbano.

A pesar de haberse logrado una tasa de crecimiento superior al 4%, la reducción de la pobreza en Bolivia en los dos últimos años, se ha desacelerado".