Mujeres de Tarapacá y Saberes Ancestrales Edición única - Page 3

ELENA MAMANI MAMANI, ORIUNDA DE CARIQUIMA L “SIENTO PENA AL VER QUE LOS JÓVENES NO HABLAN LA LENGUA” a señora Elena Mamani cautiva con su canto y con su ejemplo en todos los sitios a los cuales es invitada. Oriunda de Cariqui- ma, confiesa que el rescate de la lengua, en su caso, obedece al esfuerzo personal de vivir en los pueblos donde se hablaba aymara y que echa de menos esa práctica en la juventud. “A mí me da pena que la juventud no hable nuestra lengua. Siento que no ponen interés en aprender, en ir a los pueblos, hablar con quienes saben. Esforzarse para poder hablar. Una niña jovencita se me acercó (en el transcurso del seminario) y me dijo quisiera poder hablar como Usted. Pero yo lo aprendí porque fui a los pueblos, viví en los pueblos y rescaté la lengua”. También señala que, muchas veces, se emplea mal el castellano para darle el nombre a las cosas. Aquí, por ejemplo, se habla de Universidad y se traduce esa palabra, cuando en realidad lo que debería traducirse es “saber grande”, que en definitiva corresponde a lo que representa la Universidad. -¿Y la Universidad no la ha invitado a dar clases? -Es que no tengo cuarto medio, entonces no puedo. Me dicen que tengo que tener estudios. A mi esposo, Antonio Moscoso, tampoco lo han invitado y él se maneja muy bien, sabe mucho. Pero como no tiene cuarto medio, tampoco lo han invitado. Él tuvo una experiencia muy bonita con los militares; en dos meses les enseñó la canción nacional en aymara y se lucieron al cantarla. Y el patentó sus letras, porque nadie lo había hecho antes. Los niños que ahora cantan en los colegios la canción nacional, es gracias a la letra que tradujo mi esposo. -¿Qué pasa con los saberes de la medicina ancestral? ¿Tampoco los pueden practicar? -Ahí también ocurre que algunos doctores y las matronas se niegan a aceptar este conocimiento. Las matronas y los doctores tienen sus sistemas y no aceptan el saber ancestral. Incluso se refugian en sus colegios profesionales para que no se practique. Afortu- nadamente todavía se hace acá, gracias a un programa de salud intercultural. en que era necesario ese conocimiento? -Hace poco una señora tuvo una experiencia muy mala, cuando iba a tener su guagua. La matrona le dijo espere no más y no llegaban los pujos. No llegaban y la guagüita se murió, porque ella no supo como resolverlo. Y si a una partera se le muere la guagua, la cuestionan, porque dicen que no sabe. Aymara es un pueblo milenario dedicado al pastoreo y a la agricultura. Su asentamiento histórico ha sido el altiplano y las quebradas precordilleranas, pero en la actualidad los aymara viven mayoritariamente en centros urbanos. Tienen una economía complementaria, en la que se generan relaciones de intercambio de productos ganaderos y agrícolas, y hoy en día de bienes modernos. Esta forma de subsistencia se basa en el principio del Ayni, que se refiere a la reciprocidad. -¿Sabe de algún ejemplo MUJERES Y SABERES 3