Mi primera publicacion polifonia color - Page 9

PIENSO Y OPINO 9 PENSAR DE UN MOMENTO A OTRO Yaque Metaute - 10°2 Pensar de un momento a otro ¿qué es lo que realmente nos hace felices? estamos en una etapa dónde aún no encontramos nuestra felicidad. Llamamos felicidad a sonreír a momentos, donde en realidad queremos aparentar estar felices, donde nuestro corazón tiene grietas, donde nuestra bipolaridad aumenta, nuestra autoestima disminuye, nuestras emociones cada vez están cambiando de rumbo, nuestra juventud está en querer hacer lo que realmente nos hace felices, pero aún no sabemos qué es lo que realmente nos hace bien, qué es lo que nos hace felices, por qué queremos disfrutar de la vida pero no tomamos en cuenta que es disfrutar sin hacernos daños a nosotros mismos, nos tomamos muy enserio la conocida frase: “la vida es una y hay que disfrutarla” pero no medimos las consecuencias, disfrutar la vida, hacer lo que me gusta, lo que me atrae, lo que me importa, disfrutar nuestra vida sin olvidar que no estamos solos en ella, que como yo no hay nadie pero reconociendo que hay personas también con la idea de poder buscar la felicidad sin un cuándo y sin un quién, porque ver sonreír a nuestra persona favorita nos mueve la vida, pero estamos siempre haciendo algo para arruinar la felicidad de aquellos que nos rodean, estamos haciendo el mal sin reconocer sacrificios humanos, el sacrificio de aquellos que están buscando su felicidad ver feliz a alguien nos daña nos destruye, no podemos con eso. Porque queremos ser felices pero no tomamos en cuenta que es eso que estamos haciendo mal, quizás no estamos siendo justos con la vida, con aquellas personas que nos han brindado su apoyo, o quizás la felicidad está en aquella persona que nos sonrió aquel día pero aún no sabemos cómo se llama, no conocemos ni lo más mínimo, estamos poniendo nuestra atención en cosas insignificantes, en las cosas que realmente importan no las estamos tomando en serio, estamos haciendo de ello una vida monótona, una rutina que es lo que nos destruye por qué no hacer esas cosas que siempre quisimos hacer gritar sin parar, pasar un día entero sonriendo cantando esas canciones que siempre quisimos cantar pero por miedo no lo hicimos, hagamos todo aquello que nos apasiona, sin dejar de ser nosotros mismos sin perder esa esencia que nos hace ser únicos, ser nosotros mismos sin comprobación de nadie, reconociendo nuestros errores, aprendiendo cada vez más de los demás, salir de nuestra vida diaria atrévete hacer aquello que siempre quisiste pero aún no lo haces, arriésgate a conocer más allá de todo lo que vez en una pantalla atrévete a salir de lo común y disfruta de manera responsable, pero vive que el momento es hoy, un día más un día menos. Es evidente lo importante que es las música en la vida, tanto, que se le denomina como el lenguaje universal; realmente no existe una mejor expresión de ser, incluso, era el medio de comunicación de nuestros antepasados. Con el tiempo, se dio lugar a su progresiva evolución, para dar brillantez al oscuro matiz de la vida; de la misma manera los seres humanos hacemos la vida más fácil con todas las herramientas que son inventadas, desafortunadamente, al observar, notamos que ya esto no es un maridaje, el ámbito musical es ahora una verdadera decadencia. El prefijo “neo” es un camuflaje para su sinónimo de contaminación; la intención de facilitar el mundo con nuevas tecnologías es perjudicial para todas las personas, claro está, es un altibajo; pero al sol de hoy, las masas están somnolientas por sus dispositivos, zombis con sed de necesidades sociales. Nuestra nueva civilización convierte todos sus actos en un medio, y su único fin es verse bien ante si insulsa sociedad. No creo que exista un mejor ejemplo que vestir de luto por la música. Debemos resaltar la importancia de la aptitud, es esto lo que determina la eficacia de una obra; en la música, obtenerla requiere de largos entrenamientos y aprendizajes sobre el mismo tema, incluyendo, a quienes tienen talento innato. Independientemente del número de músicos es imperativo dominar el instrumento para cumplir con el