Mi primera publicacion polifonia color - Page 6

6 EVENTO DESTACADO EVIDENTE Y NECESARIA TRASFORMACIÓN DE ESTA CULTURA MACHISTA Y HOMOFÓBICA Todos somos distintos claro está, pero ¿sabes que nos une? La misma emoción, el amar. Farit Castañeda – Docente Haber crecido en una familia campesina pobre y tradicional, bajo las faldas de una buena madre, que apenas asistió a la escuela un grado, pues su padre consideraba que las mujeres no debían estudiar ya que eran para hacer los “destinos”, parir y criar hijos. Hijo de un hombre trabajador y proveedor de alimentos para 5 hijos, tan machista como su padre y su abuelo; me introdujo en esa cultura patriarcal-machista, tan arraigada en Colombia y con mayor ahínco, afianzada en nosotros los campesinos, que repetimos e interiorizamos, generación tras generación, frases como: “la mujer es de la casa”, “a mí no me va a mandar una vieja”, “deje de chillar como niña”, “usted es un hombre hecho y derecho”, “sea varón”, o “haga valer esas güevas, mijo”, expresiones que calan en nuestro interior y luego se exteriorizaron en actitudes dañinas sobre el sexo opuesto y en contra de aquellas personas que deciden amar a los de su mismo sexo o identificase con un género diferente al que aparece en un papel, conocido como “Registro Civil de Nacimiento”. Recuerdo que escuché de varios adultos palabras como “sea lo que sea, menos ‘dañao’”, significando con ello que podía ser un bebedor, un peleón, un mujeriego, sinvergüenza, todo… menos un dañao, palabra que para ellos tenía la connotación de desviado e imperfecto. Hoy, después de que la vida, la suerte, el destino, la familia, Dios o todos juntos, me permitieran tener el privilegio de estudiar en la universidad y con ello ampliar la visión y perspectiva de la vida, abordo estos temas con los chicos del grado 11°, de manera crítica y reflexiva, con el respeto que merece la diferencia y la inclusión de muchas visiones, de manera que ellos formen sus opiniones, asuman con criterio sus posturas, decidan qué pensar sobre el machismo-feminismo y la diversidad sexual, en un marco de respeto y tolerancia por el otro, esos otros que son nuestros pares siendo diferentes. En el presente artículo, se exponen algunas frases y expresiones artísticas, construidas desde las múltiples capacidades y criterios de varios estudiantes de los grados once de nuestra Institución Educativa. En estas, se sintetizan ciertas reflexiones generadas durante las clases y mi ínfimo aporte ante una evidente y necesaria trasformación de esta cultura machista y homofóbica, que por desgracia, aún subsiste y prevalece en nuestra sociedad.