Mi primera publicacion Especial Coronavirus - Page 34

LUCÍA GARCÍA En mi última clase en el instituto fue una clase normal, una clase cualquiera. Salí de él para dirigirme al coche y de este a mi casa. Mientras cenaba aquella noche, mi madre anunció que iba a estar sin clases durante quince días y la noticia fue recibida con gran alegría de mi parte. No estar en clases durante medio mes, estar en casa disfrutando de unas pequeñas vacaciones. No es que le diera mucha importancia al virus en aquellos momentos, no me importaba mucho y no pensaba en las consecuencias que iba a traer aquella minúscula criatura. Las semanas pasaron y el virus me demostró su parte agresiva. Veía en la tele cuántas personas estaban contagiadas y habían perdido la vida. Eso me asustó y ya tenía ganas de que acabase lo antes posible. Ya no quería estar encerrada en casa, echaba de menos a mis familiares y la sensación de aire fresco. La única salida que tenía eran los fines de semanas para ir a ver a mi hermano. Durante las primeras semanas descubrí que los héroes no eran aquellos de las películas que podían volar o lanzar rayos por los ojos; sino aquellas personas que luchan para contraatacar el virus. Hoy para mí los verdaderos héroes son los sanitarios de los hospitales que transformaron su batas en capas; los cuerpos de seguridad del estado que convierten sus actos en acciones heroicas; los trabajadores de los supermercados y el campo que nos enseñaron que el estar de pie delante de una caja o agacharse a recoger una lechuga son en estos momentos misiones peligrosas para poder alimentarnos; los basureros que recogen la basura y mantienen las calles limpias, que se arriesgan para que no nademos en desperdicios y aquellas personas solidarias que se unen para combatir una amenaza global y luchar para poder volver a abrazarnos sin problemas. IES TEROR