Mi primera publicacion Especial Coronavirus - Page 33

Por otra parte, lo que para mí está siendo más difícil es no poder abrazar, no poder ver a mis amigos, tener que saludar a mis primas (si vienen a recoger algo a mi casa) desde la distancia, no poder abrazar a mi padre cuando llega del trabajo… Esas pequeñas cosas cotidianas como el contacto humano son las que verdaderamente importan y las que estamos empezando a valorar. Mi aprendizaje esencialmente es este: he entendido que a veces necesitamos simplemente parar, parar y tomarnos un respiro. Dejar de pensar en todo lo que tenemos que hacer o en lo que deberíamos estar haciendo y dedicarnos a otras actividades que nos gusten y para las que normalmente no tenemos tiempo. Esto engloba desde dibujar o pintar, hasta aprender a cocinar algo nuevo; empezar un nuevo pasatiempo que pueda mantenernos ocupados y al mismo tiempo ayude a despejar nuestra mente. Mi mensaje esería que intentemos mantener la calma y disfrutemos de las pequeñas cosas positivas que pueda darnos esta situación. Por ejemplo, aprovechar que pasamos mucho tiempo en casa para pasarlo con la familia, retomar actividades que nos gusten, aprender cosas nuevas. En suma, apreciar lo que ahora mismo no podemos tener para saber valorarlo más tarde. IES TEROR