Mi primera publicacion Especial Coronavirus - Page 26

Aunque, si bien he aprendido cosas de mí en esta cuarentena, también me ha dado tiempo a ponerme en la piel de los demás. He pensado en las personas que pierden a otras sin haberlas visto hace más de tres semanas, en las que no tienen los medios suficientes para seguir con su educación, en las que trabajan en sectores muy afectados y han sido despedidos. En mujeres víctimas de violencia doméstica, cuya situación se agrava al estar encerradas con su agresor en casa. Además de en los médicos y el estrés e impotencia que esta situación les debe producir. En la gente que vive en pisos y no tiene una terraza donde tomar el aire y sienten cómo las paredes se juntan cada vez más. En los que acababan de abrir su nuevo negocio y el virus les apagó de golpe su ilusión para iluminarles la dura economía con la que conviven ahora. Mi mensaje no sería otro que un humilde consejo. Sería que nos tomáramos, en nuestro día a día, el tiempo que necesitáramos para pararnos a apreciar las cosas que nos llenan. Esas cosas que damos por sentadas pero que, gracias a esto, nos damos cuenta de que en cualquier momento pueden desaparecer. Además de valorar nuestra suerte al tenerlas. Por eso creo también que hay que ser uno mismo, que no tenemos tiempo para estar intentando complacer a los demás. Vivimos con el prepotente pensamiento de que lo malo no nos va a afectar a nosotros, pero el tiempo es voluble, no estamos en posición de desperdiciarlo, y que desastroso sería que nos quedásemos con lo que queríamos hacer pero no hicimos. Así que sí, haz más de eso que te hace feliz. IES TEROR