Mi primera publicacion Especial Coronavirus - Page 12

IKER LÁZARO En mi última clase, antes de comenzar esta larga cuarentena sin poder salir, todo fluía con normalidad como cualquier otra clase de Lengua un jueves a última. Nunca me hubiese imaginado lo que pasaría en pocas horas. Más tarde, al llegar a mi casa cansado como de costumbre, pude enterarme de la gran noticia: se suspendían las clases durante dos semanas. Salté con alegría de la silla con los puños en alto como si acabara de meter un gol. Durante la primera semana encerrado en mi casa, sin poder salir a causa de un virus muy contagioso que se expandía por todo el mundo, me sentía como si estuviese en el comienzo de una película que acababa con toda la raza humana extinguida. Lo que más me preocupaba era el no poder ir a entrenar ni salir con mis amigos, pero el simple hecho de no tener que volver a clase me consolaba. Tuve todo el tiempo necesario para hacer cosas diferentes a las que hago normalmente: construir mi propio gallinero, jugar a juegos de mesa con mi familia, levantarme y acostarme más tarde de lo habitual… IES TEROR