Mamá, ¿tú me quieres? Mamá, ¿tú me quieres? TEASER - Page 41

40 Noemí García de Marina fecto, pero sí que hay que hablar de responsabilidades. Y, desde el momento en que eres madre o padre, tienes la obligación de conocer a tus hijos. Para no proyectar sobre ellos tus sombras es importantísimo tratarte a ti primero, conocerte, reeducarte y volver a fundamentar todas las bases sobre las que te educaron. Es fundamental que los padres sigan el principio de Sócrates «conócete a ti mismo». ¿QUÉ IMPLICA LA EDUCACIÓN EMOCIONAL DE UN NIÑO? La educación emocional de una niña, de un niño implica no solamente centrar la mirada en lo que le sucede, sino más bien en lo que a sus padres les sucede o les ha sucedido. La sombra, en términos psicológicos, es la parte reprimida de tu personalidad y se refiere a los aspectos de ti misma, de ti mismo, que te resultan difíciles de reconocer, ya que te aver- güenzan, o no puedes ni quieres sentir que te pertenezcan. En la sombra se encuentran todas aquellas facetas potenciales de la personalidad que no han sido reconocidas. Está formada por todos los pensamientos y sentimientos que no pudiste aceptar y, como consecuencia de ello, tuviste que reprimirlos. Por ello acabaste enterrándolos y, al final, toman vida en lo más profundo de tu mente. LA SOMBRA PROYECTANDO LO INTOLERABLE Lo que sucede es que nada desaparece, aunque lo entierres en lo más profundo. Y estos aspectos, que pensabas que eran intolerables en ti, acaban siendo proyectados de forma incons- ciente en tus hijos e hijas.