Mamá, ¿tú me quieres? Mamá, ¿tú me quieres? TEASER - Page 35

34 Noemí García de Marina del parchís. Se trata de cómo tu sistema familiar ha con- seguido adaptarse y sobrevivir a los dramas e infortunios que han acontecido a lo largo de varias generaciones. A partir de ellos, los diversos protagonistas han desarrollado distintos modos de comportamiento para sobrevivir, que han quedado instaurados en el sistema como modelos para hacer frente a las adversidades o para vivir, en general, casi como sistemas preventivos. Esos comportamientos perviven en los sistemas más allá de su funcionalidad, aun cuando ya están obsoletos. Existe un conocido experimento con chimpancés que re- fleja los comportamientos de los sistemas a la perfección. En la primera fase, hay un grupo de chimpancés dentro de una jaula, en medio de la cual hay una escalera que permite lle- gar con facilidad a un racimo de plátanos. Cada vez que un chimpancé sube la escalera, a los otros les duchan con agua fría. Eso provoca que, poco a poco, cada nuevo intento sea abortado por los otros chimpancés. Ellos van a erigirse en los guardianes de la escalera y a evitar que nadie suba por ella. Para conseguirlo emplean la violencia: golpean y muerden al que lo intenta, hasta que hacen desistir a cualquiera de acer- carse a los plátanos. Lo interesante viene cuando sacan a uno de los chimpancés de la jaula y lo sustituyen por uno nuevo que no ha vivido la experiencia de las duchas. Cuando este se dispone a subir por la escalera, los otros le pegan hasta que desiste. Hasta que aprende que no debe acercarse a la escalera. No sabe por qué, pero acaba acatando el funcionamiento del sistema. Se van sustituyendo todos los chimpancés originales y el comportamiento perdura. Llega un momento en que nin- guno de los chimpancés de la jaula ha sufrido la experiencia de las duchas frías, pero aun así, no permiten a los nuevos que se acerquen a la escalera. Un comportamiento que en un