Mamá, ¿tú me quieres? Mamá, ¿tú me quieres? TEASER - Page 29

28 Noemí García de Marina emocional y espiritual inconsciente con sus antepasados. Somos el poso de siete generaciones anteriores a nosotros. A su vez, in- fluimos a siete generaciones que están por venir. Poder trabajar esto te da la oportunidad de cortar una cadena de dramas y des- tinos que no quieres repetir y modificar el rumbo del sistema. Se trata de poner luz para ayudar a crecer. Todos queremos acompañar lo mejor posible el crecimiento emocional de nues- tros hijos e hijas. Pero a veces proyectamos sobre ellos sombras que no les corresponden. Tomar consciencia de ello puede ser el primer paso para una crianza más «ligera». A nuestros hijos e hijas les va a afectar no solo lo que lleva- mos en nuestra propia sombra, sino también la herencia de los programas no resueltos de generaciones anteriores. El peso de nuestros ancestros se hace presente en nuestras vidas. No solo nos parecemos al abuelo o a la bisabuela en la forma de la nariz o en el color de los ojos. También heredamos ten- dencias, programas, gustos, destinos, planes de vida, muchos de los cuales nos pueden encadenar a un destino que no es el nuestro. Y eso tiene consecuencias: a la vez que nos mantienen atados a los programas del sistema, no nos permiten poder vivir nuestros objetivos de autorrealización. ESQUEMA 1.1 Diario de mamá 1.2 Pertenencia 1.3 Sistema familiar y proyecciones 1.4 ¿Qué es la sombra del niño? 1.5 Sienten y padecen 1.6 Recursos