Mamá, ¿tú me quieres? Mamá, ¿tú me quieres? TEASER - Page 21

20 Noemí García de Marina maternidad, tu paternidad. Sea lo que sea y como sea, ten clara una cosa, el amor siempre debe quedar a cubierto. Para que tus hijos no duden nunca si los quieres o no. Como dice mi marido, el amor todo lo cura. Sigo con el corazón. ¿Sabías que batega significa «latir» en ca- talán? Cuando escuché por primera vez el latido del corazón de Martina no dudé un segundo en poder acompañar el nombre de mi marca profesional con algo tan vivo, en movimiento y lleno de emociones. De ahí que, a mi nombre, Noe, le acompañe Batega. Mi Método Batega se basa en este amor que te explico como base, y de ahí siguen los tres pilares del libro: la sombra del niño, la coherencia emocional y la mirada del niño, que corresponden a las tres partes del libro. Me encanta poder compartir todo lo que puedo vivir en primera persona, como madre y como profesional. Cuando era niña, tuve una infancia en la que ocupé un lugar equivocado. Demasiada responsabilidad y exigencia hacia mí y hacia todos los que me rodeaban. De adulta, y como madre de Martina, he sido consciente de ello y he podido liberar roles y patrones impuestos en mi sistema para elegir cómo quiero ser. Cuando acabé la licenciatura en Derecho, oposité a Secreta- ría-Intervención y entré a trabajar en un ayuntamiento de un pequeño municipio del Alt Empordà. En esos años allí aprendí muchísimo y descubrí que ayudar a los demás me proporciona- ba una gran satisfacción. Durante ese tiempo, me diagnosticaron endometriosis y fui intervenida quirúrgicamente. Un regalo para mí que me obligó a poner en la balanza de mi vida trabajo y salud. Abrir los ojos en ese momento fue la clave para ser quién soy hoy. Así que, a pesar de tener una «estabilidad envidiable» a todos los niveles, decidí dar media vuelta y empezar de nuevo.