LA GACETA DEL ENRIQUETA Nº 8 - Page 14

A quinientos kilómetros de Madrid y con casi trece mil habitantes , Cangas del Narcea es el municipio – concejo - más extenso de Asturias y uno de los de mayor superficie de España . Enclavada en un verde valle en medio de cien montañas – como canta su himno oficioso - , Cangas es la capital de la comarca suroccidental de Asturias , un paraíso de la naturaleza que forma parte del Parque Natural de las Fuentes del Narcea , Degaña e Ibias .

CANGAS DEL NARCEA por Natalia Gancedo

Nuestro pueblo – que se enorgullece de ser una villa – está fuera de las zonas turísticas más visitadas de Asturias , pero es ideal para perderse en la naturaleza , olvidarse del calor sofocante de las noches de verano en Madrid , desconectar el móvil un rato para darse un chapuzón en un río tan frío que corta la respiración , o comerse un delicioso bollo de manzana que más bien parece una empanada .
Cangas está rodeada de frondosos bosques de robles – como Muniellos , el mayor robledal de España y Reserva de la Biosfera - , de hayas , tejos , acebos , avellanos o fresnos , y de montañas inexploradas por las que el oso pardo campa a sus anchas . Aunque hoy en día ya no hay tantos lobos como antes , aun de vez en cuando se escucha de alguno causando problemas con el ganado . Las vacas de la raza Asturiana de los Valles – de color marrón - pastan felices en verdes prados , a veces encaramadas en pendientes imposibles , observándonos muy atentas cuando pasamos a su lado . En el cielo , habitualmente nublado hasta que el cambio climático empezó a hacer acto de presencia , podemos contemplar numerosas aves rapaces , como azores y águilas .
Casi en el centro de la villa , justo debajo del Puente Romano – que a pesar de su nombre es de origen medieval - , el río Luiña desemboca en el Narcea , que da nombre a nuestro pueblo . Ambos nacen en las montañas y recorren dos valles paralelos – Naviego y Narcea respectivamente - para unirse y formar un caudaloso afluente del río Nalón . La trucha es el pescado por excelencia de estos ríos , aunque no se parece a las que encontramos en Madrid . Las truchas de Cangas son pequeñas , de carne blanca y tierna , y se suelen rellenar con jamón frito , un plato de temporada muy típico de esta zona . Aunque se puede cruzar el río por seis puentes de distintas épocas y diseños , probablemente el que más llama la atención a los visitantes es el Puente Colgante , un paso peatonal suspendido en el aire a veinticinco metros de altura , que une dos barrios . Difícil trago para los que sufren de vértigo , pero merece la pena cruzarlo .
La zona peatonal del centro de la villa - llena de palacios y casas con escudos de antiguas familias nobles , que pasan desapercibidas si no te fijas un poco - suele estar muy animada . Las principales iglesias son la Basílica de la Magdalena y la Capilla del Carmen . Aunque la patrona es la Magdalena , hay más devoción hacia la Virgen del Carmen , en cuyo honor se celebra cada dieciséis de julio la famosa Descarga – un estruendo de emoción y pólvora con miles de voladores lanzados al cielo , que podéis encontrar rápidamente en Google o Youtube . Todo el pueblo se llena de fiesta entre el catorce y el veintidós de julio .
13