Hierro y Acero Edicion 63 - Page 27

laminación en el extremo y se procedía a laminar la pieza con cilindros de diferentes diámetros, midiendo posteriormente la dimensión de la apertura de punta, se obtuvo que la apertura era mayor para las barras laminadas con cilindros de mayor diámetro (ver figura 16). ción plana) el riesgo es mayor cuando la reducción es menor, los ensayos de laminación piloto muestran un resultado opuesto (figura 17). Figura 16. Apertura de punta en función de la diferencia entre el espesor inicial y final de la barra para diferentes diámetros de rodillo, en simulaciones con plastilina con ranura de 40 mm de profundidad en la punta [3]. Figura 17. Sobrellenado en pasada caja con 35% de reducción y consecuente apertura de punta en laminación piloto [3]. Figura 14. Zonas de riesgo para la apertura de punta y el estallido central durante la laminación. h0 y hf: espesor de la barra a la entrada y la salida de la caja; R0: radio del cilindro; ε: reducción relativa; k: valor medio del límite de fluencia; ξf y ξb tensiones relativas en salida y entrada [1]. Problemas de guiado. Suele presentarse apertura de punta en relación con problemas en el guiado de barras, cuando hay que hacer virado de las pasadas. Por ejemplo, cuando en una pasada cuadrada que entra en un óvalo, la punta no entra en posición plana sino en diagonal, debido a una dificultad con el guiado, sufre una deformación mayor, que luego de varias pasadas puede producir abertura de las puntas [10]. 4. Conclusiones Figura 15. Izquierda: Límite entre zona segura y zona insegura para diferentes radios de cilindro, usando el criterio de tensión hidrostática para apertura de punta. Acero SAE 1090. Derecha: Ídem para diferentes condiciones de fricción. Radio de cilindro: 65 mm [9]. Lo mismo sucede con respecto a la reducción. Mientras los modelos de cálculo arrojan la conclusión de que (en lamina- La apertura de punta sucede porque el material no tiene la ductilidad suficiente para soportar los esfuerzos a los que se ve sometido. Esto puede deberse a diversas razones. Las grietas groseras en las palanquillas, tales como las grietas centrales y las diagonales, debilitan significativamente el material, particularmente cuando el plano en que se ubica coincide en parte con el plano de simetría entre los cilindros. La ductilidad en caliente de los aceros depende por un lado de sus características intrínsecas, y por otro lado de la temperatura a la que son sometidos a deformación y de la velocidad con que ésta sucede. 27 HIERRO yACERO/AIST MÉXICO