Hierro y Acero Edicion 63 - Page 26

laminación Control de la temperatura. Las curvas de ductilidad en caliente muestran claramente la necesidad de trabajar dentro de un rango de temperaturas definido para cada tipo de acero. Los resultados de los ensayos en el laminador piloto son también expresivos (ver figura 13). Sólo aquellas barras que fueron laminadas a la temperatura más elevada no presentaron apertura de punta. Los diseños de pasada menos susceptibles a la apertura de punta fueron Debe remarcarse que además de la fijación y obtención de una temperatura superficial adecuada al tipo de acero que se está laminando, es importante también que no haya caídas de temperatura en determinadas pasadas, en relación por ejemplo a una refrigeración de cilindros que se haya desplazado. Una situación de este tipo ocurrió recientemente en una planta latinoamericana durante la laminación de barras, dando lugar a la apertura de punta. La pasada más propicia para la apertura de punta fue la de oval a cuadrado. Pasadas planas Caja-caja Cuadrado a redondo Oval a redondo Se fundamentaron estas conclusiones en base a la evaluación de la uniformidad de la deformación en la sección transversal y la existencia de tensiones de tracción o de compresión. Figura 13. Influencia de la temperatura superficial de la barra sobre la tendencia al agrietamiento o a la apertura de la punta [3]. Otro abordaje al análisis de este problema es el de los modelos matemáticos desarrollados que analizan la apertura de punta y el estallido central en la laminación plana. A título de ejemplo, se presenta un gráfico que determina las condiciones para que ocurran ambos fenómenos, en función de variables del diseño de la pasada (figura 14). El rango de condiciones para el que podría ocurrir el estallido central sería bastante más amplio que para que ocurra la apertura de punta. La tendencia a la apertura y el estallido es mayor cuando el diámetro de rodillos es menor y cuanto menor es el porcenta