Group of Women Parliamentarians SPA (website) - Page 8

PASAJE DE LA IGUALDAD FORMAL A LA IGUALDAD REAL

INAUGURACIÓN

Marcela Guerra Castillo

Senadora de México y Anfitriona del Encuentro

“Somos conscientes que el objetivo de lograr la igualdad efectiva de género excede el ámbito exclusivo de la participación política, es socialmente construido, y busca la integración del pleno derecho de las mujeres a la vida social y económica de nuestras sociedades. Y en esa línea estaremos trabajando hoy y mañana. ParlAmericas siempre ha brindado un espacio adecuado para la discusión entre expertos y miembros de parlamentos sobre los caminos a seguir para lograr los acuerdos políticos necesarios con la finalidad de alcanzar la igualdad real entre géneros, que permitan reducir la brecha existente entre la ley escrita y la práctica. Y esta no será la excepción”

Juan Manuel Gómez Robledo

Subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México

“La igualdad no comienza ni acaba en el ámbito político … Los patrones de discriminación en el ámbito familiar, social y privado tienen un impacto directo en la falta de un número más nutrido de mujeres en posiciones relevantes en el ámbito político o en el ámbito público … Queda mucho por hacer, sin duda alguna, para lograr que las mujeres participen en condiciones de igualdad en nuestros países en todos los ámbitos de la vida, de la acontecer social. Alcanzar mayores niveles de desarrollo y consolidar nuestras democracias son aspiraciones que nos exigen trabajar en favor de una completa inclusión en todos los ámbitos de la sociedad …”

Jennifer Simons

Presidenta de la Asamblea Nacional de Surinam y Presidenta del Grupo de Mujeres Parlamentarias

“La igualdad formal es un supuesto fundamental en nuestras sociedades. Sus principios se han utilizado para reparar algunas de las formas más explícitas de discriminación contra la mujer. Sin embargo, la igualdad formal no reconoce a la diferencia como una fuente de desventaja, y puede utilizarse para desestimar los efectos negativos de las relaciones de poder. La igualdad de género formal o real, entretanto, garantiza que la aplicación de las leyes y las normas, como así también sus resultados, no sea discriminatoria. Al tratar de alcanzar la igualdad formal, reconocemos la importancia del contexto, incluyendo las desventajas históricas, y cómo impacta en las experiencias vividas por las mujeres en nuestros distintos países”