Group of Women Parliamentarians SPA (website) - Page 37

INFORME DEL ENCUENTRO ANUAL DEL GRUPO DE MUJERES PARLAMENTARIAS

35

El desafío de una participación política significativa en México a pesar de las cuotas de género

La ex-parlamentaria Sauri compartió su conocimiento de los desafíos para la participación política de las mujeres en México desde su perspectiva como exmiembro del parlamento y primera mujer en gobernar el estado de Yucatán. Se manifestó de acuerdo con un punto central que se planteó en el Encuentro: las leyes, la reforma jurídica y las políticas públicas son cruciales, pero resultan insuficientes para garantizar la verdadera igualdad para la mujer. Aunque el

número de mujeres en política sí importa, y queda mucho por hacer para que la cifra crezca, enfatizó que son nuestras prácticas sociales y cultura compartidas las que necesitan una transformación radical. El principal obstáculo a la igualdad de género es la resistencia social a los cambios que la ley establece. El desafío es con frecuencia velado u oculto, pero tremendamente efectivo en cuanto a mantener el status quo.

La Sra. Sauri explicó que 2015 será el primer año en que los partidos políticos de su país deberán cumplir con una reforma político electoral que exige la paridad de género en la nominación de candidatos federales. En los últimos años, dijo, para aparentar el cumplimiento de las leyes sobre cupo de género se proponía a mujeres como candidatas en distritos en los que se suponía que perderían las elecciones. En algunos casos, cuál no sería la sorpresa de los líderes partidarios al ver que efectivamente resultaban electas.

En primer lugar, destacó tres etapas en el recorrido hacia el empoderamiento político de las mujeres en México, camino comparable a la evolución general de su incorporación en la política en muchos países. Para comenzar, a principios de los ’50, las mujeres obtuvieron el derecho a votar y a ser votadas. En ese momento, los obstáculos estaban dados por la ambigüedad de la ley escrita, por lo que se modificaron las constituciones. En segundo término, las mujeres accedieron a los espacios políticos de los que antes estaban excluidas,