Group of Women Parliamentarians SPA (website) - Page 34

PASAJE DE LA IGUALDAD FORMAL A LA IGUALDAD REAL

que tuvo conocimiento, y destacó que estas situaciones son especialmente frecuentes en el ámbito de los gobiernos provinciales y distritales, como así también en las zonas rurales. En algunos casos, a las líderes se las envía a preparar la comida durante las reuniones políticas y por ende se las excluye cuando llega el momento de participar del mitin. Luego, se las presionó para que firmaran los documentos, y los hombres incluso les impidieron pasar las páginas para que no pudieran ver qué estaban firmando, llegando incluso a hacer uso de la fuerza física para lograrlo. Otros ejemplos incluyen el uso de lenguaje peyorativo para describir a las mujeres líderes e instancias de abuso físico y verbal.

En colaboración con la Red Nacional de Mujeres Autoridades Locales y Regionales del Perú, la Diputada Mendoza redactó un proyecto de ley contra el acoso político hacia las mujeres que fue presentado en 2012. Admitió que cuando este grupo de la sociedad civil se puso en contacto con ella por primera vez, nunca imaginó el alcance ni la gravedad del problema. Descubrieron que, como sucede con muchas formas de violencia de género, es complicado definir el acoso político en términos que permitan su efectivo enjuiciamiento, ya que con frecuencia es sutil y tiene efectos acumulativos difíciles de cuantificar.

Si bien el proyecto de ley no ha sido debatido aún en las comisiones pertinentes, la Diputada Mendoza reconoció que el hecho de aportar al debate ha permitido avances, ya que el acoso político es algo de lo que el público no tiene conocimiento. La documentación reciente de este fenómeno a través de distintas encuestas y estudios ha dado a políticos y activistas la posibilidad de comprender mejor el fenómeno y elaborar respuestas apropiadas.

La oradora adelantó que, una vez sancionada, la aplicación de la ley constituirá un desafío aun mayor. Observó que Bolivia ya ha sancionado legislación en la materia, de modo que habría una oportunidad de compartir las enseñanzas obtenidas, y que será esencial construir redes de solidaridad en torno a este tema.

Por último, expresó que coincide con la necesidad de centrar los esfuerzos en la prevención, y no solo en la penalización. En Perú se han identificado, entre otras, las siguientes medidas preventivas, a saber: generar conciencia sobre el proyecto de ley sobre acoso político, alentar las sesiones de debate abiertas y establecer que el ministerio de la mujer documente y haga un seguimiento de los casos individuales.